Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

Me quiere, no me quiere, me quiere...

Imagen
Seguro recuerdas ese juego de niños. A veces con flores, otras contando los vagones de un tren (como pasaba en mi escuela porque estaba junto a la línea del ferrocarril), etc. Pero a veces seguimos el juego toda la vida. Y estoy hablándote de las relaciones y nuestras expectativas.

Cuando tenemos una relación, no importa si es de amistad, familiar o amorosa, tenemos que tener cuidado con nuestras expectativas porque si estas no son realistas y equilibradas nos llevan a a dudar de la relación y hasta pueden destruirla.

El primer problema está cuando esperamos que la persona sea "como nosotros". Imposible. No será así ni con los hijos. Ellos tienen, por cuestión de genética y de medio ambiente, muchos rasgos similares a los nuestros, pero son personas diferentes. Cuando esperamos esto de ellos nos frustramos nosotros y los frustramos a ellos.

¿Popular o diferente?

Mi hija tiene ocho años y ya ha comenzado a "chocar" con la palabra popular. Hace un tiempo llegó de la escuela y me preguntó: "¿Qué cosa es ser popular, mami? Fulanita dice que ella es popular".

Lamentablemente la cultura que nos rodea está obsesionada con el concepto y lucha por sembrarlo en las mentes de nuestros niños y jóvenes, a cualquier precio.Pero el problema en sí es tan viejo como la humanidad.

En la Biblia, por ejemplo, hubo dos hombres extraordinarios, Josué y Caleb, pero nada populares. Si no conoces la historia te la resumo brevemente. Fueron junto con otros diez a explorar una tierra desconocida. El lugar era la estampa de la abundancia y la prosperidad, pero sus habitantes de gran estatura  y sus ciudades fortificadas inspiraron temor a gran parte del grupo.No a Josué ni a Caleb. Ellos exhortaron al pueblo para que se lanzaran a la conquista. Dos contra diez. La minoría contra la mayoría. ¿El resultado? Casi los matan. Si ese día hubieran celebrad…

El número ocho

El número ocho hoy tiene un significado especial para mí. ¡Nuestra hija cumple 8 años!

A todas las mamás nos pasa lo mismo, no podemos creer cómo el tiempo se nos va entre las manos; entre tareas de la escuela, clases extracurriculares, proyectos, turnos médicos y tantas otras cosas.

Nunca olvidaré cuando la pusieron en mis brazos por primera vez, cómo me corrían las lágrimas de alegría ante el milagro que estaba contemplando. Y desde entonces no he dejado de asombrarme.

Ser mamá es un desafío grande, incomparable. ¡Tantas veces he creído ser incapaz de afrontarlo! En incontables ocasiones le he dicho al Señor: "No puedo. Yo no puedo hacer esto". Me he sentado a pensar si las decisiones que tomé al disciplinarla, por ejemplo, fueron las correctas. En otras ocasiones me he sentido culpable porque quisiera ser "la mamá perfecta". Y la lista pudiera seguir. Hasta que por fin, de diversas maneras, Dios me hizo entender algo que trato de no olvidar.

1. Fue él quien me e…

Un libro que me leí

Imagen
Mi profesión de traductora me permite leer muchos libros, y a veces me obliga a hacerlo. Tengo que confesar que no los disfruto todos, pero sí aprendo alguno nuevo en cada uno. De ahí que usara las palabras "permite" y "obliga".
Por esa razón pensé que sería bueno dedicar un día de la semana a hablarles de alguno de estos libros. No es propaganda, ni crítica literaria, simplemente recomendarles libros que, al trabajar con ellos, han contribuido positivamente a mi vida.
Decidí comenzar con Mujeres ligeramente malas de la Biblia. ¿Por qué este libro? Bueno, es un libro poco usual. Es una nueva manera de estudiar la Biblia pues mezcla la ficción con la realidad. Laura Higgs, su autora, es una de las escritoras más divertidas que he leído en los últimos tiempos. También porque es el tema que estoy tratando con varias mujeres con las que me reúno a desayunar una vez al mes y a todas les ha cautivado.
El libro se enfoca en cinco mujeres, todas emparentadas, que fueron buena…

Entre col y col

En un blog para mujeres no puede faltar la cocina...aunque sé que es tema prohibido para algunas, ¡ja! ¡ja!
Si ustedes son como yo, mi problema es que me gusta la variedad en la mesa, es decir, no comer lo mismo siempre. Así que a menudo estoy probando cosas nuevas...o inventando otras.
Quiero compartir con ustedes una receta que encontré el otro día y voy a probar hoy. Si alguien más se decide, nos cuenta y así vemos qué tal resultó. Lo mejor es que no lleva muchos ingredientes y se prepara rápido. Aquí va:


Pollo con mango
Read more about it at www.cooks.com/rec/view/0,1639,158164-227206,00.html
Content Copyright © 2011 Cooks.com - All rights reserved. 3 lbs. pollo (recomiendo el que ya viene en tiritas [strips]) 1/3 taza de aceite 1/4 taza de salsa de soya
2 dientes de ajo machacados Sal y pimienta 1 taza de tajadas de mango(yo voy a usar unas que compré en Costco, en la sección de vegetales y frutas)
Caliente el aceite en la sartén. Añada los trozos de pollo y cocine hasta que se doren. E…

10 años

Imagen
Para Gardel 20 años no era nada...me imagino que 10 mucho menos. Pero no para mi esposo y para mí. Hoy hace 10 años que salimos de Cuba. ¡Cómo ha llovido desde entonces!
En enero 19 de 2001 llegamos a Toronto, Canadá. Con una temperatura bajo cero y tanta nieve que desde el avión yo creía que habíamos llegado a Alaska. Solo cuando ya estábamos muy cerca del aeropuerto fue que pude ver la ciudad y la CN Tower alzándose sobre el horizonte de esa bella metrópoli.
A partir de ese momento comenzamos a dar pasos, prácticamente a ciegas, en un mundo tan nuevo y diferente que yo me sentía como una hormiguita en medio de la selva. Dios fue fiel, nos envió "ángeles", gente muy querida que nos tomó de la mano y nos ayudó a enfrentar la nueva vida. Prefiero no poner los nombres para no dejar a nadie fuera, pero a todos los llevamos en el corazón.
En Canadá aprendimos muchas cosas de cómo vivir "en el primer mundo". Tuvimos la oportunidad de servir a Dios en una congregación qu…

Es mejor cantar

Quizá porque la música es una de esas cosas sin las cuales creo que no pudiera vivir, cada etapa importante de mi vida está asociada con una canción.

Mi esposo compuso una que cantamos en nuestra boda (¡y en muchas otras bodas!). El estribillo dice: "Vamos a compartir de la alegría de vivir, vamos a convertir en sueños el dolor, vamos a construir un hogar bien lleno de amor...del amor de Dios".

Cuando estábamos cercanos a la salida definitiva de nuestro país, un buen amigo compuso una canción titulada "Amigos" y tuve el privilegio de grabarla con el grupo donde cantaba entonces. Decía: "Somos amigos, buenos amigos, ha sido bueno contar contigo. Si cerca o lejos tú estás, mi amistad te seguirá, porque tú y yo, siempre amigos."

Un día estaba yo de rodillas llorando y clamando al Señor porque mi hija estaba, una vez más, enferma con una crisis respiratoria. Y en mi corazón sentí claramente la suave voz de Dios que me decía: "Lo que tantas veces has dich…

Organizarnos

En el artículo de las metas mencioné que una de mis mejores amigas se ha propuesto ser más organizada este año.
Yo siempre digo que estar organizada me hace más feliz, el desorden me estresa grandemente. Claro, todo en los extremos es malo, así que trato de tener un equilibrio para no convertir el orden en una obsesión ni enloquecer a mi familia.
Leí algo en una revista y lo puse en práctica. Había comprado en Target unas carpetas muy lindas y femeninas en violeta, mi color favorito, que traían sus propias etiquetas: Para hacer, Para archivar y  Para leer (¡en la sección de $1.00 uno encuentra cosas sorprendentes!). Pues bien, ayer dediqué unos minutos a escudriñar la bandeja de papeles que tengo sobre el buró. Luego de botar lo innecesario, el orden imperó pues todo quedó dividido en esas tres categorías: Hacer, Leer y Archivar.
Tal vez quieras probar este sistema. A veces parece que los papeles nos abruman. Llegan por el correo, vienen de la escuela, etc. Si no hacemos algo, pronto …

¿Cuál es tu historia?

Todos tenemos una historia. En dependencia del tiempo que hayamos vivido tendrá más o menos páginas. Pero todos tenemos algo que contar.
En eso pensaba yo el otro día porque cuando escuchamos las historias de otros, lo que Dios ha hecho en sus vidas, las cosas que nos parecen dignas de ser escritas, llegamos a la conclusión de que la nuestra es demasiado ordinaria o poco interesante. Fue ahí cuando, sin esperarlo, el Espíritu me regaló uno de esos lindos momentos de revelación. La historia que cada una de nosotras representa será de beneficio a alguna persona. Las experiencias que hemos vivido podrán traer bendición a la vida de alguien que podrá identificarse con ellas, verse reflejado o mirar más claramente. La historia que tú y yo hemos vivido no es para que pase inadvertida. Entre otras cosas, Dios tiene la intención de que la compartas y con ella siembres en la vida de aquellos con quienes te relaciones.Nuestros hijos necesitan conocer nuesta historia, las cosas que Dios ha hecho…

¡Oh, las metas!

Una de mis mejores amigas comenzó el nuevo año poniéndose una meta: ser más organizada. ¿Te suena conocido? Enero es el mes del año de más metas y nuevos propósitos, pero también es el mes de más frustraciones. En serio, las estadísticas lo dicen. Cuando llega el final del mes la mayoría de las nuevas metas quedan solo en buenas intenciones y dejando un sabor a frustración porque todo lo que nos propusimos quedó...¿dónde? Yo también me sumo al grupo, y tengo mi lista de metas, pero este año voy a mirarlas de manera diferente. Y eso es lo que quiero proponerte. El éxito de lograr nuestras metas está primero, en ser perseverantes. Pero más que nada, en mirar los resultados a corto plazo. Cuando pensamos en el resultado final que queremos lograr, la tarea se vuelve demasiado grande, prácticamente abrumadora. En cambio, si nos concentramos en dar un paso cada día, en lugar de frustrarnos nos sentiremos más satisfechas.  Eso me hace pensar en el pasaje de Hebreos 12:5 que dice: "y corr…

El comienzo

Este es el comienzo de un proyecto que hace mucho nació en mi corazón pero tal vez por timidez, falta de tiempo o una combinación de ambas cosas, no había visto la luz.
Como el mes de enero tiene esa facultad de hacernos pensar en nuevos comienzos, decidí por fin dar el salto. "Todo lo que está debajo del sol tiene su hora", diría el Predicador de Eclesiastés, y creo que esta era "la hora" que Dios tenía destinada para dejar a un lado los temores y hacer el sueño realidad.
En "De mujer a mujer" quiero compartir contigo aquellas cosas que como mujeres tenemos en común, pero sobre todo, que juntas podamos ver todo lo que Dios ha puesto en su Palabra para que tú y yo podamos vivir la vida que él diseñó para nosotras desde un principio. ¿Me acompañas?
¡Tus comentarios serán muy bienvenidos!