Resumen del primer día

Esta mañana nos reunimos todos los del equipo por primera vez aquí en Ecuador. Desde donde yo estaba sentada podía ver las montañas y no dejaba de maravillarme pues por momentos las nubes las cubrían y a pesar de su increíble altura, desaparecían. Y así pasó varias veces durante el día. Antes de que pienses que estoy obsesionada con esto de las montañas, déjame explicar que donde yo vivo todo es llano, y hace muchos años que no veía montañas.

No hemos recorrido mucho de la ciudad, pero algo hemos visto. A veces necesitamos experiencias como estas para recordar todas las bendiciones de las que gozamos a diario y que muchas veces damos por sentado. Es bueno de vez en cuando detenernos y recordar que lo que para algunos puede ser normal o cotidiano, como el agua caliente o un carro en la entrada de la casa, para otros es un lujo incosteable. Añadamos a nuestro atuendo de cada día el agradecimiento. De niña yo escuchaba un canto que básicamente decía "cuenta tus bendiciones y mira cuántas tienes ya". Como dijera el apóstol Pablo: "Sean agradecidos".

Mañana empezamos el primer día de trabajo, hoy solo tuvimos las inscripciones. Es lindo ver el entusiasmo con que las personas llegan a la mesa y desean ser parte de este proyecto que para mí es también una aventura de fe. Y lo curioso es que ahora soy parte de este equipo. A algunos de sus miembros los conocí hace más de diez años cuando hacían esto en mi país. Jamás hubiera yo imaginado que un día tendría esta oportunidad, de invertir en otros como ellos invirtieron en mí. Por eso también le doy gracias a Dios.

Así que hasta aquí el resumen. ¡¡Gracias por acompañarme!!

Comentarios

  1. Bueno seguire your journal cada dia, bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Leere tu 'journal" misionero cada dia. Bendiciones en este trabajo tan especial

    ResponderEliminar

Publicar un comentario