De vacaciones

Cuando este blog se publique estaré de vacaciones con mi familia. Después de un verano realmente ocupado nos vamos a pasar un tiempo juntos y a disfrutar de cosas como no tener que levantarse pendiente de un horario, visitar lugares nuevos, llenar nuestros pulmones con el aire del mar…y claro, ya tengo preparado algo para leer si me queda algún momento disponible.
Pero sobre todo, quiero que esta semana sea un tiempo especial que cuando mis hijos crezcan puedan recordar. Yo tengo recuerdos muy lindos de mis vacaciones cuando era niña y sé que es importante dejar esas huellas en su memoria. Quiero recoger caracoles con ellos, hacer castillos de arena, jugar en el agua, pasear, llevarles a lugares en los que puedan aprender cosas nuevas y enriquecedoras. Caminar de la mano de mi esposo con la tranquilidad de saber que no tenemos que estar en ningún lugar, a ninguna hora. Levantarme temprano (la verdad es que soy madrugadora) y disfrutar mi tiempo a solas con Dios.
Por esa razón, este será el único artículo para esta semana. Voy a “desconectarme” de mi mundo cibernético para que el cerebro descanse y al mismo tiempo se renueve. A veces nos parece que no podemos vivir sin las redes sociales, el correo electrónico o el teléfono celular. Pero la realidad es que sí podemos y hasta nos viene bien de vez en cuando. Tomarnos las vacaciones en serio es una medicina natural que no cuesta y tiene muchos beneficios. Dios lo sabía muy bien, desde el principio estuvo en su plan que descansemos. Escogió un día de la semana para que lo hagamos. Incluso ordenó un año sabático para que la tierra descansara de ser labrada y luego produjera más frutos. (Ver Levítico 25.) Si el descanso es bueno para la tierra, ¿cuánto más no lo será para nosotros? Y no solo es bueno, lo necesitamos. A veces creemos que podemos prescindir del descanso pero no es cierto. Sea de una manera o de otra, tenemos que incluir en nuestros horarios un tiempo para descansar. Te animo a que lo consideres. Es parte del diseño de Dios para ti y para mí.
Si es la primera vez que me visitas, te invito a mirar un poco. A la derecha está el archivo donde puedes encontrar todos los artículos publicados. ¡Gracias!
Nos vemos de nuevo el lunes 8 de agosto.

¡Bendiciones!

Wendy

 

Comentarios