¿Organizarme yo?

Desde que comencé a escribir en este blog uno de mis objetivos ha sido ayudarnos a tener una vida mejor, que podamos disfrutarla. Eso también puede llamarse una vida “con menos estrés”. Me he dado cuenta de que la falta de organización crea estrés en las personas, ya sea que se den cuenta y lo admitan o no. En enero escribí un artículo donde contaba que una de mis metas para el 2011 era ser más organizada. Luego en agosto incluí otro artículo con ideas que pueden ayudarnos a facilitar la vida.
Como este tema sigue siendo de mi interés, he estado tratando de leer un poco al respecto. Acabo de terminar un libro que me aportó algunos consejos sencillos pero muy prácticos. Tengo otro en la fila de espera. Además me encontré un blog cargado de ideas que me parecen excelentes. Y hoy quiero presentarte una de esas ideas. Ese blog está en inglés, pero aquí puedes encontrar el artículo original. Yo decidí poner esta idea en práctica y me pareció bueno compartirla contigo.
Se trata de una carpeta familiar, aunque tú pudieras darle otro nombre si te parece mejor. Esta carpeta contiene toda la información que necesitamos tener a mano para cualquier circunstancia, sea una emergencia o un día normal.
Amy, la autora de esta idea, sugiere que en la primera hoja incluyamos toda la información básica de contacto que pudiéramos necesitar. Por ejemplo: números telefónicos de emergencia de la ciudad, del centro para intoxicación/envenenamiento, la dirección completa de la casa, los nombres y fechas de nacimiento completos de los miembros de la familia. También es útil incluir los teléfonos de los médicos, pediatras y escuelas. Además podemos incluir una lista con los teléfonos de los familiares más cercanos. Esta información es evidente para nosotras las mujeres/mamás pero es bueno tenerla organizada e instruir a nuestros hijos para que sepan cómo usarla en caso de una emergencia.
Ella sugiere usa una carpeta de tres anillos, resistente (binder). Una idea para organizar esta carpeta es usar separadores para cada sección. Las secciones pueden incluir:

Documentos importantes: Certificados de nacimiento, pasaportes, etc. (Para esto resultan muy útiles los protectores transparentes con ojetes que venden las tiendas de útiles de oficina). También es bueno tener copias de las licencias de conducir.
Pólizas de seguros de autos, casa, etc. Copias de las tarjetas de dichos seguros y seguros médicos. (Para las tarjetas se pueden usar las hojas que venden para guardar tarjetas de presentación.)
Copias de las tarjetas de crédito, banco.
Es mucho más fácil recurrir a esta única carpeta que andar buscando por toda la casa dónde pusimos los documentos.

Menú semanal: De esto hablamos hace poco y quiero insistir, con el poco tiempo que tenemos y las tantas responsabilidades, tomar el tiempo de diseñar un menú sencillo para la semana a la larga nos ahorra el tener que estar pensando todos los días “¿qué voy a cocinar hoy?” Además de que nos ayuda a la hora de ir al mercado y comprar.

Proyectos: Muchas veces nos vienen a la mente cosas que quisiéramos hacer en la casa, digamos que organizar un closet, pintar una habitación, etc. Tener esos proyectos en una lista hace que sean más tangibles, que podamos ir realizándolos poco a poco y luego tachándolos de dicha lista, lo que al final produce una sensación de logro muy agradable.

Además puedes incluir un calendario con cumpleaños que no quieres olvidar, listas de cosas para hacer semanalmente etc. La idea de la carpeta es facilitar el flujo de la vida cotidiana. 

Quizá estás leyendo esto y piensas que toma mucho tiempo, que eres muy desorganizada como para intentarlo siquiera o que prefieres no complicarte tanto la vida. Bueno, los tres argumentos son refutables. Toma tiempo la primera vez, pero una vez hecha solo hay que cambiar poca información. Y si para los teléfonos, por ejemplo, creas un documento en la computadora, cuando necesites cambiarlo solo tienes que buscar ese documento, hacer los cambios, imprimir y listo. Además, toma más tiempo estar buscando las cosas en varios lugares a la vez. Si eres desorganizada, esta es una razón muy poderosa para hacer la carpeta. Te ahorrarás muchos dolores de cabeza. Y por último, esto no complica la vida, la hace más fácil. Como nosotras las mujeres tenemos tendencia a enredar todas las cosas en nuestra cabecita, tenerlas en una carpeta, organizadas y clasificadas nos ayuda muchísimo.

Quiero invitarte a que lo pruebes. Además, si tienes alguna idea que crees que puede ayudarnos, compártela, ¡te lo agradeceré un montón!

Wendy

Comentarios

  1. Puse tu lnk en una de mis entradas, gracias por los consejos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario