Entre col y col...un pedido personal

La semana está un poco complicada con un proyecto de trabajo por terminar, un cumpleaños importante que celebrar y el resto de las tareas que llenan la agenda de cualquier mujer. De manera que hoy  no tengo una receta para compartir. La que publiqué la semana pasada nunca la había hecho y realmente me gustó mucho. ¡Anímate a probarla! (Pensé que tenía una foto pero no...)



El pedido que quiero hacerte es bien sencillo: quisiera que oraras por un evento que vamos a celebrar en mi iglesia en el próximo mes de febrero, se llama Bella 2012, y tendré la enorme responsabilidad y privilegio de compartir un mensaje con varias mujeres. Todas estamos emocionadas por lo que Dios hará allí ese día. Sin embargo, me encantaría saber que estás orando, intercediendo por cada mujer que llegará esa noche. Y también por quien escribe aquí, que sea Dios quien hable, que me ayude mientras me preparo, que mis ojos se mantengan en él y sobre todo mi corazón, y que el Señor bendiga a todo el que tiene que ver con el evento de una manera u otra, y que esa sea una noche preciosa donde Dios hable a cada una en particular. ¿Pudieras hacerlo? ¡Te lo agradezco mucho!

 Wendy

Comentarios