Viernes de video-blog....primer aniversario.

Hoy es un día especial porque estoy celebrando el primer aniversario de este blog. Lamentablemente, mi computadora decidió dejar de funcionar precisamente hoy. Así que todo está un poco atrasado. Gracias por tu paciencia y comprensión.
Debajo encontrarás el video-blog correspondiente. Además quiero compartir contigo una oración que escribió Ann  Voskamp y que se ha convertido en mi oración también. ¡Gracias por acompañarme!


video


La oración de un  autor de blog

No soy yo la autora mi blog sino Tú.

Perfeccióname con cada artículo como quieras, clasifícame como quieras.

Ponme a servir o ponme a sufrir.

Déjame ser seguidora en lugar de buscar seguidores.

Permíteme publicar para ti o   quedar a un lado para ti,

Exaltada, solo para ti, o  rebajada, todo para ti.

Haz con cada artículo lo que quieras porque solo tú sabes lo que es mejor.

Que no me esfuerce sino que me someta.

Que no compita sino que me interese.

Que no desee yo las visitas al blog sino la santidad.

Que mi blog esté lleno de ti y vacío de mí.

Permite que yo anhele todo de ti y que nada de este mundo me interese.

Que mis palabras sean dignas del mejor de los públicos: Tú.

 Y tú eres suficiente.

Que no escriba yo para los suscriptores…sino solo para hacerte sonreír.

Que mi confianza diaria esté en la certeza de mi expiación y no en el tamaño d mi público.

Que mi identidad esté en las innumerables gracias de Cristo y nunca, Dios no lo permita, en el número de los comentarios que reciba.

Y que las únicas palabras que importen en mi vida no sean las que escribo en una pantalla sino las que vivo en mi piel.

Con libertad y entusiasmo rindo cada oración, cada título, cada artículo, cada comentario…o ningún comentario, todo para tu placer y perfecta voluntad.

Mi única fama es llevar tu nombre

Mi único círculo de lectores, tus ojos que buscan en todas partes encontrar un corazón como el tuyo.

Que así sea. Señor…

Jehová, solo tú eres mi Dios, no Google.

Jesús, solo tú eres mi Salvador, no los medidores de estadísticas del sitio

Y Espíritu Santo, solo tú eres mi Consolador, no los comentarios.
Que así sea hoy, ayer y en cada artículo futuro.

Esta es mi oración que he hecho en la tierra, sobre este teclado…que sea ratificada en los cielos.

Amén.

Original en inglés aquí

Comentarios