lunes, 6 de febrero de 2012

Cinco ideas para celebrar en San Valentín

Está llegando el Día del Amor, en otros lugares le llaman el Día de San Valentín o el Día del Amor y la Amistad. Hoy quiero enfocarme en ideas para celebrar sin que tengamos que dejar en cero la cuenta del banco.
Mi esposo y yo no somos muy dados a comprar regalos por la fecha pero sí nos gusta hacer algo especial juntos, casi siempre salimos a comer o algo así, y nos dedicamos un tiempo solo para nos. Pero normalmente no lo hacemos el mismo 14 de febrero pues ese día cualquier lugar está desbordando.
En los últimos años la celebración ha cambiado un poco y celebramos también con los niños, el mismo día, en casa. A mi hija le encanta hacerlo, su hermanito todavía es pequeño pero sí se emociona cuando ve que estamos preparando algo “especial”.
Así que aquí van las ideas:
  1. Una cena de rojo: puedes decorar la mesa con un mantel rojo, flores rojas o algo semejante. Yo uso ese día la vajilla mejor pues a fin de cuentas, guardada no hace nada.
  2. Puedes crear un menú rojo: espaguetis o alguna otra pasta con salsa roja, jugo de uvas efervescente para tomar, y para el postre, un pastel con decoraciones en rojo, o si prefieres (como yo), fresas bañadas en chocolate oscuro o semidulce.  
  3. Puedes aprovechar para contarles a tus hijos alguna historia de amor familiar, ya sea la tuya o la de tus padres o tus abuelos. Y para cerrar, leer juntos el capítulo del amor de la Biblia, 1 Corintios 13 y tal vez comentar un poco cómo vivir en familia esa clase de amor.
  4. En cuanto a tu esposo, recuerda que es un día para celebrar también el amor que les une. ¿Por qué no te animas y le escribes una carta donde le recuerdes todas las cosas que te gustan de él,  aquellas en las que no podías dejar de pensar cuando lo conociste y te enamoraste? El solo hecho de ponerlas en papel traerá dulces recuerdos a tu memoria. Incluso puedes leerla estando todos en la mesa. Eso enseña a nuestros hijos cómo modelar una relación bella, sana y les mostrará otro lado de su mamá que quizá no conocen tan bien, el de esposa.
  5. Tal vez puedes preparar un “postre” más romántico, solo para los dos.  ¿Por qué no bailar juntos su canción favorita cuando ya los niños duerman y puedan celebrar solos? Dios creó el amor en todas sus facetas y el matrimonio tiene la ventaja de poder disfrutarlas todas.  Sé creativa; créeme, una noche contigo es el regalo que tu esposo apreciará más.
¿Tienes alguna otra idea que te gustaría compartir? ¿Por qué no la dejas en un comentario y así todas nos beneficiamos?  

¡Celebrar es también parte de la vida abundante y plena que Dios diseñó para ti!

Que tengas una excelente semana,


Wendy

No hay comentarios :

Publicar un comentario