Luego de 18 años...hagamos un trato

La poesía no es mi fuerte. Me gusta leerla y la disfruto pero prefiero la prosa, aunque confieso que hace muchos años llenaba páginas de versos, propios y de otros. Creo que muchas pueden identificarse conmigo.
Sin embargo, hoy quiero traer versos porque mañana celebraremos un día especial, pero además porque mañana se cumplen 18 años de que mi esposo me dijo por primera vez que me amaba. Si quieres saber lo que le contesté cuando me lo dijo, fue simpático, le dije que no siguiera hablando. Estaba súper nerviosa y me tomó por sorpresa. Pero como él es perseverante me respondió tranquilamente: “Ya comencé a hablar y tienes que dejarme terminar”. Lo demás ya es historia. Dieciocho años después lo amo mucho más y si tuviera que empezar de nuevo, no dudaría un segundo en tomar la misma decisión (que en aquel entonces tomé un mes después), un sí rotundo.
Volviendo a los versos, los escribió un conocido poeta uruguayo del siglo XX, Mario Benedetti. Quizá los conozcas. Quizá quieras usarlos mañana para dedicarlos a esa persona especial que Dios puso en tu vida y que hace latir tu corazón como nadie más. (¡Cualquiera diría que andamos románticas hoy!) En particular, quiero dedicarlos a mi esposo, el compañero de mi vida. El hombre de Dios a quien admiro y con quien tanto disfruto compartir mi día a día. Y recordarle, entre otras cosas, que siempre podrá contar conmigo.

Hagamos un trato

Compañera[o]
usted sabe
puede contar
conmigo 


no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo 


si alguna vez
advierte
que la[e] miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo 


si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo 


pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa[o] en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.


Comentarios

  1. Hermosa la poesia de Mario Benedetti es de mis favoritos; hermosa tambien su historia de amor. No puedo dejar pasar la oportunidad de decirle que me gusta su blog ya que me ha bendecido mucho y se que no solo a mi sino a todas las que lo leen. Es usted una mujer de Dios como la descrita en Prov. 31 Gracias por todo lo que hace para bendecirnos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por visitar el blog y por sus lindas palabras de ánimo. Bendiciones!

      Eliminar

Publicar un comentario