miércoles, 5 de septiembre de 2012

A veces soy una esposa gruñona y criticona



Si llegaste hoy a este sitio luego de leer mi artículo en Proverbios 31, ¡bienvenida! Espero que disfrutes la visita y que nos acompañes en esta nueva serie, “Un matrimonio mejor en 4 semanas” Para ver el primer artículo de la serie, haz clic aquí

Este año en SheSpeaks [Ella habla] tuve la oportunidad de conocer en persona a Courtney Joseph. Ella tiene un blog, Women Living Well, que alcanza a miles de mujeres cada día. Ha participado incluso en programas televisivos como el de Rachel Ray.
Conversando allí le pregunté si podía usar uno de sus artículos para esta serie y ella accedió muy gustosa. Ese es el artículo que tenemos hoy en nuestra serie y espero que los disfrutes. Si eres bilingüe, te invito a visitar su blog y déjale saber que leíste su artículo.
  ..............................................................
A veces soy gruñona…sobre todo cuando mi esposo actúa diferente a mí en la crianza de nuestros hijos. Por ejemplo, a mí me gusta acostarlos a dormir temprano, y últimamente mi esposo ha dejado que los niños se queden despiertos hasta tarde… ¡demasiado tarde para mi paciencia de mamá! Y cuando me pongo de malhumor…my vuelvo criticona…

Es fácil para mí caer en el papel de maestra y juzgar a mi pobre esposo. Creo que como esposas vemos las faltas de nuestros esposos y las señalamos pero ¿acaso alguna vez asumir ese rol le ha producido felicidad matrimonial a alguna mujer? ¡No!

Sabemos que cuando nuestros esposos se enamoraron de nosotras NO fue porque éramos maestras y juezas maravillosas…

Se casaron con nosotras porque amaban el brillo en nuestros ojos cuando les sonreíamos.

Les encantaba cómo les hacíamos sentir.

Les encantaba cómo respetábamos sus ideas y queríamos escucharlos y entenderlos.

Les encantaba cómo abrazábamos sus sueños sobre el futuro y éramos tan dignas de confianza y leales, y cómo pasábamos por alto sus defectos.

Entonces se casaron con nosotros, y bueno, Proverbios 19:13 dice “una esposa que busca pleitos es tan molesta como una gotera continua”.

¿Te has sorprendido a ti misma, quizá no criticando a tu esposo en voz alta pero teniendo pensamientos críticos en tu corazón, quizá cuando llega tarde a casa del trabajo una noche y te molesta que la cena esté fría? Entonces él lo hace de nuevo. Y otra vez, y de repente tú ardes de ira y una enorme amargura brota de ti.  Sí, ¡yo sé lo que es eso!

Lucas 6:45 dice: “Una persona buena produce cosas buenas del tesoro de su buen corazón, y una persona mala produce cosas malas del tesoro de su mal corazón. Lo que uno dice brota de lo que hay en el corazón”.
¿Qué tal si en el problema de la cena pensáramos cuán bendecidas somos por tener un esposo que se esfuerza tanto trabajando, quien trae a casa un salario para que podamos tener una casa calientita, comida en la mesa y un buen futuro para nuestros hijos? Hay mujeres que están solas a la hora de cenar, sin un esposo a quien esperar. Viven de salario en salario y preocupadas por el futuro de sus hijos. Si pensáramos de esta manera, cuando nuestro esposo entra por la puerta sería recibido con un cálido abrazo (y tal vez un largo beso) en lugar de indiferencia.

Quien somos en casa, a puertas cerradas, es quien somos realmente.

¿Nuestros esposos llegan a casa y encuentran una esposa buscapleitos  o una esposa con brillo en su sonrisa cuando lo mira?

¿Se sienten nuestros esposos juzgados por nosotras o aman la manera en que los hacemos sentir?

Ahora tal vez me digas: “Pero Courtney, ¡tú no sabes las cosas terribles que mi esposo hace!”

No lo sé, tienes razón, pero sí sé que la palabra de Dios dice que no seamos buscapleitos y que atesoremos cosas buenas en nuestro corazón, es importante que sigamos los principios de Dios en el matrimonio.

A veces necesitamos conversar con nuestros esposos para ventilar o resolver los problemas, pero en otras ocasiones necesitamos decidir pasar por alto sus faltas y mirar las nuestras. La realidad es que puedo ser una esposa criticona y gruñona en ocasiones, y eso no está bien. Tenemos que solucionar los problemas de nuestro corazón y decidir tener gozo porque el gozo no proviene de nuestros esposos sino de Dios.
.................................................................................................................................................
Lee otra vez Proverbios 19:13 y también Proverbios 21:9, 19 y Proverbios 16:24. Toma un papel y anota lo que crees sobre esos pasajes. ¿Se aplican a ti? Pídele a Dios que te muestre si estás siendo una esposa buscapleitos y gruñona. Piensa en una cosa que puedes hacer hoy para no actuar así cuando tu esposo llegue a casa, o cuando tú llegues a casa.

¿Queremos hacer algo más productivo por nuestros esposos? Oremos por ellos de pies a cabeza. Renee Swope nos da una guía para hacerlo. Haz clic aquí para descargar el documento. 

Para encontrarnos en Facebook, visita esta página.

Si te suscribiste nueva al blog, déjame saber y te enviaré una copia gratis de mi libro "Limonada para el alma". (Si ya estás suscrita, y quieres recibirlo, ¡te lo mando con gusto!, solo avísame.)

Hasta el viernes,

 Wendy



13 comentarios :

  1. La verdad duele pero vale la pena aceptarla ya que amo a mi esposo y anelo tener un matrimonio feliz. Gracia Wendy por este estudio en el cual continuare meditando y orando por un cambio radical.

    ResponderEliminar
  2. BUENÍSIMO, GRACIAS POR TRADUCIR, ME PONGO EL VESTIDO!!!! FUE DE GRAN BENDICIÓN.

    ResponderEliminar
  3. Amada Wendy.

    Excelente !!! Que estudio tan poderoso, le pido al Espíritu Santo que me ayude a ser hacedora de Su Palabra.

    Al leer este estudio y los versículos...guauuu! tremendo lo que El Señor empezo a enseñarnos...Bendito sea el Señor!!

    Proverbios 19:13
    La mujer pendendiera es gotera constante...en TLA dice la mujer peleona poco a poco arruina al marido.
    Proverbios 21:9...habla de una persona peleona.
    Proverbios 21:19....persona agresiva y de mal genio.
    Tremendo !!!

    Y Proverbios 16:24
    "Las palabras amables son como la miel, endulzan la vida y sanan el cuerpo"

    Wendy este estudio de hoy es clave para hacer de nuestra relación con nuestro esposo importante y mucho mejor...lleva trabajo pero vale la pena !!

    Mil y mil gracias por compartirnos este estudio.

    Un abrazo..feliz día.

    ResponderEliminar
  4. gracias por compartir con nosotras .ha sido de garn bendicion

    ResponderEliminar
  5. gracias ...........ha sido de gran bendicion para nuestras vidas

    ResponderEliminar
  6. Hola Wendy

    Gracias por compartir, este estudio es muy util para mi matrimonio y despues lo compartire con mis hijas.

    Me gustarie recibir tu libro Limonada para el alma.

    Bendiciones

    ResponderEliminar
  7. Jajajaj esa soy yo!! Increíble me pasa lo mismo, deberé estar atenta a mis "explosiones"

    ResponderEliminar
  8. Wendy me acabo de suscribir y me encantaria recibir copia de tu libro. Dios me guio a tu pagina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Necesito que me mandes un correo para tener tu dirección y hacerte llegar el libro.

      Bendiciones.

      Eliminar
  9. ¡Hola Wendy!

    Me acabo de suscribir y me gustaría mucho tener tu libro. Gracias por este mensaje tan tremendo que me hace reflexionar en las actitudes de mi ♥.

    Bendiciones,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beth,

      Para enviarte el libro necesito tu correo electrónico.
      Bendiciones!

      Eliminar
  10. Hola, Wendy..yo tambien me acabo de suscirbir y me gustaria tener tu Libro.
    lo que acabo de leer ha sido de mucha ayuda para mi,,te dejo mi correo..yaz_mgtz@hotmail.com

    Bendiciones,

    ResponderEliminar
  11. Hola Wendy, quisiera conseguri el Libro de la Mujer de Proverbios de Courtney Joseph, pero no sé cómo, me podrías ayudar? Gracias,

    Ileana

    ResponderEliminar