Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

¿Cuál será tu elección?

Imagen
Normalmente no escribo artículos para crear controversias porque no es mi objetivo en este blog ni a lo que Dios me ha llamado. Sin embargo, el artículo de hoy pudiera suscitar discrepancias y lo entiendo, pero aun así quiero escribir. ¿Por qué? Porque lo veo como mi responsabilidad.

Viernes de video-blog...Lo que Dios me recordó en una excursión

Imagen
Esta semana fui con uno de mis hijos a una excursión de la escuela. Y fue justo allí que Dios me recordó una lección valiosa y hoy quiero compartirla contigo en este video. Lo extraordinario de Dios es que él usa lo cotidiano para hablarnos y enseñarnos.





¿Qué ha estado Dios usando para enseñarte últimamente? ¡Te invito a dejar tu comentario! 

Si quieres suscribirte, a la derecha hay una casilla donde lo puedes hacer. ¿Estás en Facebook? Aquí nos podemos conectar.

Bendiciones en el fin de semana,

Wendy

Quiero una revolución

Imagen
Cuando miras un vaso que solo contiene agua hasta la mitad, ¿cómo lo ves? ¿Medio vacío o medio lleno? La cantidad de agua es la misma, lo que cambia es nuestra manera de verlo, ¿cierto? Si yo me dejo llevar por mi tendencia natural, lo veré medio vacío. Sin embargo, si uso la perspectiva que Dios me da en su Palabra, todo cambia. Hay una revolución en mi pensamiento y mi manera de ver la vida.
El otro día estaba leyendo sobre uno de mis reyes favoritos, Josafat. No fue perfecto, pero la Biblia nos dice que estaba “profundamente comprometido con los caminos del SEÑOR”. Tal fue su compromiso que Josafat hizo una revolución en Judá. Pero no estoy hablando ahora de una revolución militar, aunque sí participó en varias campañas de este tipo. Estoy hablando de una revolución espiritual. Lee estos fragmentos del capítulo 17 de 2 Crónicas:
En el tercer año de su reinado, Josafat envió a sus funcionarios a enseñar en todas las ciudades de Judá… Llevaron copias del libro de la ley del SEÑOR y rec…

Viernes de video-blog...y una nota personal

Imagen
¡Hola amigas/os!

Llegamos al viernes por la gracia de Dios. He tenido una semana súper complicada pero no quería pasar por alto el video, así que hoy les traigo uno de los primeros que hice, aunque con "arreglitos".

Escogí este por dos razones: la primera, trato un versículo que forma parte precisamente del estudio que estoy teniendo en casa con un pequeño grupo de amigas (somos 12). Y la otra razón, porque aquí hablo de mi "Diario de gratitud", y como está llegando noviembre, pensé que si no tienes uno, sería una buena oportunidad para comenzarlo. Espero lo disfruten.

Mañana viernes estaré participando junto a Van Walton, la directora del ministerio hispano de Proverbios 31, de una conferencia para mujeres. Quisiera pedirles que nos acompañen en oración y que este evento sea para dar gloria a Dios, en primer lugar, y para bendecir las vidas de muchas mujeres. Les agradezco.

Si hoy visitas esta página por primera vez, te invito a explorarla y si lo deseas, puedes s…

"¿Cómo podré estar triste?"

Imagen
Amo la música. Creo que es algo heredado y en cierto modo las canciones enmarcan mi vida. Muchos sucesos y etapas están registrados en mi mente con una canción.
Desde niña escuché esta que vas a leer hoy aquí; y se ha convertido en una de mis favoritas. Una de esas canciones que viene sola a la mente cuando una situación difícil asoma a la vida, cuando por alguna razón la tristeza quiere empañar la alegría, y el gozo del Señor pareciera escaparse.
No voy a escribir mucho, solo quiero que leas estas palabras con detenimiento, que medites en cada frase e incluso las hagas tuyas si de algún modo pudiera hoy ser este tu sentir.
Al final encontrarás un enlace para que la escuches y recuerdes este mensaje: No importa qué pueda traerme esta semana, “si el cuida de las aves, cuidará también de mí”.

"¿Cómo podré estar triste?"
¿Cómo podré estar triste? ¿Cómo entre sombras ir? ¿Cómo sentirme solo y en el dolor vivir? Si Cristo es mi consuelo, mi amigo siempre fiel, Si aun las aves tienen se…

De derrumbes, obediencia y bendición

Imagen
Obedecer a veces es difícil, ¿verdad? Lo experimentamos desde niños. La desobediencia viene en el ADN de nuestro ser sujeto al pecado. Cuestionamos la autoridad, cuestionamos las reglas, cuestionamos el orden. Pero todo es porque sencillamente no queremos obedecer.