domingo, 27 de enero de 2013

"Más que apariencias", semana 3


Las relaciones humanas. ¡Qué tema tan complicado! Y la misma vez, algo sobre lo cual necesitamos escuchar a menudo porque a fin de cuentas, ¿acaso no todas queremos tener mejores relaciones con nuestros esposos, hijos, padres, amigos, etc., etc.?  

La tercera parte del libro nos lleva a vivir más allá de las apariencias en este aspecto. Aquí tienes la guía. Tómate tu tiempo en cada tema, deja que Dios hable a tu corazón. 


Bendiciones,
Wendy

Más que apariencias, semana 3

Día 1
Lee el capítulo 7 del libro Más que apariencias.  Anota en tu libreta o cuaderno cualquier idea que te haya impactado personalmente.

Día 2
1. ¿Qué significa para ti a nivel personal la frase: “Los logros externos nunca se comparan con la aceptación interna?” ¿Estás de acuerdo o no?

2. ¿Qué sentimientos de inseguridad parecen distraerte y paralizarte más?
En el capítulo 7 Lysa menciona que ha descubierto dos cosas que le ayudan a reconciliarse con la sensación de ineptitud: operar en el amor de Dios y operar con el amor de Dios.

A continuación un grupo de versículos que nos pueden ayudar a operar en el amor de Dios. Te invito a buscarlos en tu Biblia, o si prefieres en Biblegateway y anótalos en las tarjetas que hemos estado usando.

Juan 14:27
Salmos 91:14
Isaías 54:10
Deuteronomio 31:8
Salmos 63:3

3. ¿Qué consuelo recibes de estos pasajes?

4. ¿Cómo estos versículos te ayudan a apoyarte en la fortaleza de Dios y operar en su amor con más valentía y paz?

Con el amor de Dios
“Puedo pedirle a Dios que me muestre cómo usar mis inseguridades para mi beneficio….las inseguridades no me impulsarán a buscar en los demás lo que debería encontrar en Dios. En cambio, me impulsarán a darles a los demás, para mostrarles a Dios.” (Lysa TerKeurst)

5. ¿Cómo puedes usar tus inseguridades para ser más sensible y atenta con respecto a las inseguridades de los demás?
Sentirnos inseguras a veces es una especie de regalo que nos lleva a operar en el amor de Dios y con el amor de Dios.

Día 3

Lee el capítulo 8 del libro Más que apariencias.  Anota en tu libreta o cuaderno cualquier idea que te haya impactado personalmente.

Día 4
Busca en el capítulo 8 el subtítulo “¿Estoy preparada para manejarlo?” (lee hasta el párrafo que termina diciendo “y suspiro” {disculpa este método tan poco profesional, es que tengo la versión digital y no tiene números de página }).

En cada uno de esos caso, cada bendición que teneos parece palidecer si la comparamos con la de otra persona. Estamos al borde de experimentar un sentimiento horrible: el descontento. ¿Te identificas?

1. Pon un ejemplo cuando esto haya ocurrido en tu vida.

Cuando me descubro haciendo comparaciones y queriendo lo que otros tienen, debo escoger reorientar mis pensamientos. Muchas de nosotras vivimos con pensamientos descontrolados, pero es posible identificar los pensamientos destructivos y hacer elecciones más sabias. En lugar de dejar que esos pensamientos me dominen, tomo la decisión de sujetarlos y llevarlos a la verdad. —Lysa TerKeurst

2. Piensa en algo que quieras que otra persona tiene. ¿Te has visto tentada a pensar: “Si solo tuviera (llena el espacio en blanco) como fulana, ¡entonces mi vida sería extraordinaria!”?
Ahora un ejercicio práctico para reorientar esos pensamientos:

No estoy preparada para lo bueno que ella tiene.
No estoy preparada para lo malo que le ha tocado.
No estoy capacitada para cargar el peso de sus victorias.
No estoy preparada para llevar sus cargas.
No estoy equipada para ser ella de ninguna manera.

Sin embargo, estoy perfectamente preparada para ser yo. Por lo tanto, gracias a Dios por confiarme lo que tengo y lo que soy.


4. Piensa en cada bendición que tienes en tu vida. ¿Tienes tanto lo bueno como lo malo encerrado en esta bendición? ¿Cómo estás equipada para llevar el peso de esta bendición?

5. Lee el Salmo 139 (¡uno de mis favoritos!). Cree que Dios te ha creado, que te conoce, te cuida y te ama… así como eres. Anota qué parte del Salmo 139 te habla más a nivel personal.

Día 5
Lee el capítulo 8 del libro Más que apariencias.  Anota en tu libreta o cuaderno cualquier idea que te haya impactado personalmente.

Día 6
1. Lee los siguientes versículos y anota las citas: Juan 15:12-13; Lucas 10:27; 1 Juan 4:21.

2. Cada uno de los versículos anteriores se enfoca primero en el amor de Dios antes de hablar de nuestro amor. ¿Qué te dice esto?
Mientras los leías, ¿te vino a la mente alguna amiga? ¿Cómo puedes quererla mejor?

3. Como mujeres que amamos a Dios, que servimos a Dios y que creemos en Dios, tenemos que ser mujeres que cuiden sus palabras. ¿Qué tal si nos comprometemos a orar por lo siguiente durante la próxima semana?:
Me niego a chismear.
Decidiré nos juzgar.
Buscaré sentirme segura en mi llamado que es único.

Puedes usar estos versículos en tu tiempo de oración: Proverbios 21:23, Proverbios 10:19; Santiago 1:26; Mateo 7:1,3

Si tienes una libreta o cuaderno, o un diario, anota qué significan para ti estos versículos, cómo Dios te habló mediante ellos.

Si, como Lysa ha tratado en el capítulo 9, te resulta difícil tener amigas, por favor ora para que Dios bendiga este aspecto de tu vida. Mientras tanto, sé tú el tipo de amiga que tanto quieres. Dios al final cumplirá tu deseo y te bendecirá con amigas verdaderas.

  


No hay comentarios :

Publicar un comentario