Más que apariencias...palabras clave de la sección 1


Hoy vamos a enfocarnos en las tres palabras claves de la semana. ¿Qué es esto? Bueno, cada semana estaremos estudiando tres capítulos del libro y me pareció bueno que escojamos una palabra que sea  de cierta manera la esencia de ese capítulo. Esto nos ayudará a recordar mejor lo aprendido. Por supuesto, vamos a ligar esa palabra a un versículo de la Palabra de Dios porque, como bien dice Lysa en el capítulo 2: “Cuando la palabra de Dios se mete adentro de nosotros, se convierte en la nueva forma de procesar la vida. Reordena nuestros pensamientos, motivaciones, necesidades y deseos”.

 ¿Lista?

Capítulo 1 
Trato de ser lo suficientemente buena

ACEPTADA
“Por amor [Dios] nos predestinó para que por medio de Jesucristo fuéramos adoptados como hijos suyos, según el beneplácito de su voluntad,  para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado [En Jesús]”. (Efesios 1:5-6, RV 1960, cursivas y corchetes de la autora.)

El sentirnos aceptadas es súper importante para nosotras las mujeres. El problema está cuando buscamos la fuente de aceptación en los lugares equivocados. Las personas pueden aceptarnos hoy y mañana no….pero Dios no, él ya nos ha aceptado, en el Amado, en Jesucristo. Tenemos que entender esta verdad y vivir creyéndola.  

Capítulo 2
Revolotear de un lado a otro

PLENA
"...mi propósito es darles una vida plena y abundante” (Juan 10:10b, NTV).

Puedo experimentar la plenitude de la vida, la verdadera realización cuando entiendo primero, que eso solo está en Jesús, y que para eso él vino. Y segundo, cuando decido que la verdad de Dios sea quien guíe mi vida y así poder experimentar cómo Dios me llena y me hace plena.  Recuerda, los parches de este mundo no pueden tapar los vacíos de tu corazón. Eso solo lo hace Dios.

Capítulo 3
Cuando siento que no estoy a la altura de las expectativas

IDENTIDAD
Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable” (1 Pedro 2:9, NVI).

Mis fracasos o circunstancias no definen quién soy. Esa no es mi identidad. Tengo que aprender a separar esas dos cosas. Citando a Lysa: “Convertirme en algo más que ‘una buena cristiana’ significa saber diferenciar entre los resultados y mi identidad y dejar que Jesús se la única medida de mi valor”.

Así que estas tres palabras: aceptada, plena e identidad, resumen lo que estamos aprendiendo en esta primera sección del estudio. Te invito a memorizar los versículos. Anótalos en una tarjeta y guárdala. Al terminar tendremos, como dije antes, una colección de verdades de la Palabra de Dios que nos servirán como referencia cuando queramos recordar lo aprendido o necesitemos ponerlo en práctica una vez más. De eso se trata, no es una carrera de velocidad sino de resistencia. ¡Persevera!

No olvides pasar por la sección de comentarios, debajo, y dejarnos allí tu parecer.

Si llegas a este blog hoy por primera vez y te interesa el estudio, o recibir las publicaciones, te invito a suscribirte en la casilla de la derecha.

También tenemos una comunidad en Facebook donde conversamos, citamos versículos, oramos, nos apoyamos y también nos divertimos.  ¡Estás invitada!

Ahora me despido, espero poder filmar el video y tenerlo listo para mañana o el sábado. Como siempre, gracias por visitarme.

Bendiciones

Wendy

 

Comentarios