Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Sueña para Dios

Imagen
Cuando hace unos años Dios me puso el desafío de dejar lo conocido para lanzarme a lo desconocido, dudé. No sabía adónde él me estaba llevando ni qué planes tenía. Y eso me asustaba.

Pero cuando nos lanzamos con Dios siempre estamos seguras.
Los sueños muchas veces empiezan primero en su corazón y nuestro “sí” hace que cobren vida. Eso ha sido Bella, la conferencia para mujeres que mi iglesia organiza una vez al año.


Como todas las demás cosas de la vida, la estamos viendo crecer. Cada año mejor que el anterior, cada año con retos nuevos, cada año alcanzando más vidas. De eso se tratan los sueños de Dios. No de hacernos grandes sino de hacer grande su nombre. Y de extender y extender su gracia y su perdón a todo el que quiera recibirlos… De mostrar a sus hijos que su diseño para la vida es extraordinario, si tan solo le creemos y obedecemos.
Dios puso sueños en el corazón de José. Hubo incomprensiones. Demoras. Sufrimientos. Pero los sueños eran de Dios, él los hizo crecer, y los convi…

Lo que un tornado me hizo pensar

Imagen
Miraba las fotos de la devastación y el corazón se me encogía.

Un niño con la mayor expresión de tristeza que he visto en mucho tiempo sujetaba un muñeco de peluche, rescatado de los escombros.
Dos mujeres se abrazaban, y aunque por ser una foto no había audio, casi podía escuchar los sollozos. 
Un papá caminando con sus hijos y una bolsa plástica con lo poco que pudieron recuperar.
Fotos de niños que fallecieron.
Eran imágenes visuales de un desastre que dejará para siempre marcadas las vidas de las familias de un pequeño poblado en Oklahoma.
Y entonces pensé, si yo que soy humana, con imperfecciones, bajo los efectos del pecado, sufro al ver estas fotos y mi corazón se duele así, ¿cuánto más el corazón de nuestro Dios, quien creó este universo?
No hay respuestas fáciles para las preguntas hechas en medio del dolor, de la pérdida, pero el Espíritu Santo ayer susurró bajito esa verdad a mi corazón. Dios no está ajeno al dolor del mundo, él se duele también. Todo el sufrimiento de este mun…

Mamá sana, familia sana

Imagen
Cada maestro tiene su librito y cada mamá sus propios métodos. Pero una cosa se cumple de cualquier manera: una mamá siempre cansada es una mamá gruñona. Y fíjate en que dije “siempre”, porque en realidad es un hecho que las mamás muchas veces nos sentimos cansadas. Especialmente cuando los niños son pequeños, las noches no se duermen bien, una personita depende de ti para comer, para dormir, para bañarse, para sentirse limpia, etc. Eso nos agota físicamente.

Pero esa etapa que acabo de describir es normalmente eso, una etapa, y pasa. El problema está cuando por distintas razones nos volvemos adictas a estar cansadas. Sí, nos parece que es algo inherente al título de madre y hasta lo ondeamos como bandera aunque no se lo digamos a nadie: “¡Estoy extenuada, símbolo de que soy una madre extraordinaria!”
Ahora bien, no me malentiendas. Sé que cuando tenemos que trabajar, atender una casa, una familia, y a eso sumarle tal vez otras responsabilidades en la iglesia o la sociedad, es muy lógic…

Lo mejor que puedo hacer esta semana

Esta semana viene para mí con un reto grande porque seré parte de la Conferencia Anual de Mujeres de mi iglesia, como te conté el viernes. Tengo una larga lista de detalles y asuntos que atender. Y sentada aquí frente a mi computadora, pensando en las tantas cosas que tengo por delante, este pensamiento cruzó por mi mente: lo mejor que puedo hacer esta semana… ¿qué es?
Lo mejor que puedo hacer NO será preocuparme por si todos los detalles del evento están cubiertos.
Lo mejor que puedo hacer NO será afanarme porque todo luzca perfecto ese día.
Lo mejor que puedo hacer NO será tratar de preparar una excelente conferencia.
Lo mejor que puedo hacer NO será repasar en la mente una y otra vez la lista para que nada se olvide.
Lo mejor que puedo hacer ES quedarme en silencio para escuchar lo que Dios tiene que decirme.
Lo mejor que puedo hacer ES ser fiel a mi encuentro con él cada mañana.
Lo mejor que puedo hacer ES pedirle cada día que me llene con su Espíritu, porque llena de él estaré vacía d…

Hoy estoy de invitada...y una petición.

Imagen
Como sabes, cada miércoles de este mes he estado compartiendo con otras escritoras una serie, "Mamás a la manera de Dios". Una de esas escritoras es Edurne Mencia, de "El viaje de una mujer". Ella me invitó a escribir un artículo para su blog acerca de mis experiencias como mamá extranjera, y hoy lo publicó.

Quiero invitarte a que la visites y allí podrás leerlo. Es mi deseo que sea de bendición especialmente para todas aquellas mamás emigrantes que están pasando por la experiencia de criar a sus hijos en un país diferente.

También quiero pedirte tus oraciones por un evento del cual seré parte la póxima semana, se llama Bella 2013. ¿Me acompañas orando para que Dios sea glorificado y haga grandes cosas ese día en ese lugar? ¡Gracias! {Aquí debajo la promoción para que puedas orar por cada una.}




Me despido hasta el lunes. Te deseo un lindo fin de semana, de descanso, y no olvides hacer una pausa para descansar y darle gracias a Dios por sus bondades y misericordias…

Mi legado

Más de una noche me he quedado despierta en la cama, contemplando el techo, con las lágrimas calientes rodando por las mejillas, preguntándome si cuando crezcan solo recordarán mis errores, si los momentos malos opacarán los buenos, si podrán entender que con ellos aprendí a ser mamá…

Quizá te ha pasado a ti también.
Cada día de nuestra vida como madres estamos construyendo un legado para nuestros hijos. Algo que se quedará con ellos incluso cuando nosotras ya no estemos. Pero, ¿sabes?, a pesar de esas noches de lágrimas y de mis propias dudas he llegado a entender que ese legado no tiene que ser un ideal de perfección. ¡Al contrario! Esa meta es imposible de alcanzar y lo que tantas veces nos frustra y nos impide avanzar.
Quiero dejar a Daniela y a Nathan un legado real.
El legado de haber convivido en una familia imperfecta, como todas, pero aferrada al Perfecto. Una familia donde el amor siempre cubra multitud de pecados y sea incondicional.
Quiero mostrarles el verdadero orden bíblic…

Un parque de diversiones, la lluvia y la vida

Imagen
Es el fin de semana del Día de las Madres y gracias a Dios lo puedo compartir en familia.

Nos fuimos a uno de los maravillosos parques que atraen a millones de turistas cada año a la Florida. Mes de mayo. Eso implica dos cosas, climáticamente hablando, lluvia y humedad. Al terminar una de las atracciones salimos y el aguacero era torrencial. El 50 por ciento de probabilidades que habían anunciado estaba cayendo todo allí, literalmente. Entre tantas plantas y árboles parecía que estábamos en la selva amazónica. Si lo mirabas con ojos de explorador, era hermoso. Pero si alguna vez has viajado con niños a un parque de diversiones y empieza a llover, ya sabes lo que significa: llanto inconsolable porque “la lluvia arruinó el día”. 

Y eso me transportó años atrás, cuando era yo quien se molestaba porque “la lluvia arruinó el día”. La única diferencia es que esos años de los que te hablo no son de la niñez, fueron años ya de adulta, cuando todavía batallaba con contentarme con cualquier situ…

Mi regalo para ti en este Día de las Madres

Imagen
Querida lectora:
Este es un fin de semana especial porque celebramos a las madres. Y Dios me ha dado la bendición
de poder pasarlo completo junto a la mía.

Así que hoy quiero regalarte varios enlaces a los diferentes artículos que he escrito relacionados con la maternidad para animarte, si eres mamá, y con ello sepas que eres alguien con una tarea muy especial. Dios ve todo lo que haces y aunque conoce tus fallas y las mías, nos ama igual y ha puesto en nuestras manos este privilegio.

Si no eres mamá, igual aprovecha esta oportunidad para celebrar con las mamás de tu vida: la tuya si la tienes cerca, tus tías, abuelas, amigas, etc. ¡Dales una palabra de aliento! {Las mamás muchas veces las necesitamos.}

Te deseo un lindo fin de semana y disfruta las bendiciones de Dios, grandes o pequeñas. El corazón agradecido es un corazón conforme al de Dios.

Wendy 

Un artículo dedicado a mi mamá 

El cambio más grande de mi vida

Cuando mi hijo menor empezó la escuela

Reflexiones en un cumpleaños de mi…

La trampa de las expectativas

Imagen
Todavía en ocasiones lloro y pienso que no estoy a la altura de la tarea. Ser mamá. Qué difícil. Creo que pudiera hacer otra carrera universitaria, escribir más de un libro, dar montones de conferencias y el reto no me parecería tan grande como este de ser madre.

Y a veces cuando uno de mis hijos me dice: “eres la mejor mamá del mundo”, me cuesta aceptarlo.
¿Te pasa lo mismo?
Fue en uno de esos días, entre lágrimas, culpa y cuestionamientos, que Dios me susurró muy bajito: “Si te llamé a ser madre es porque creo que puedes hacerlo. Eres la mamá que yo destiné para Daniela y para Nathan”.
Y Dios no se equivoca, así que aunque yo quizá tuviera ganas de debatir su punto {a veces queremos discutir con él, seamos honestas}, decidí quedarme calladita y aceptarlo.
El problema con sentirnos incapaces no está tanto en nuestra falta de capacidad como en las expectativas que nos ponemos para esta responsabilidad. Y esas expectativas se convierten en un peso enorme que nos deja avanzar y nos acusa …

¿Corremos para ganar?

Imagen

Porque los hijos en realidad son un préstamo {video}

Imagen
Cuando hoy recibas este artículo estaré participando en Expolit 2013, junto a EditorialPatmos y Renee Swope, de Proverbios 31, para el lanzamiento en español de Un corazón confiado. ¡Qué emocionante! {Aquí en el blog hicimos un estudio del libro. En este enlace lo encuentras.}

La semana ha estado complicada de manera que pensé, ya que el miércoles comenzamos la serie Mamás a la manera de Dios {para cada miércoles de mayo}, que sería bueno compartir contigo este video: Los hijos son de Dios. Es un mensaje que sale de la historia de una madre que por años anheló un hijo y por fin Dios se lo concedió. {Si resulta de bendición para tu vida, ¡compártelo con otras!}
Y si hoy visitas este blog por primera vez y deseas suscribirte, ¡bienvenida! A la derecha de la página principal encontrarás una casilla donde puedes hacerlo. {Recibirás luego un correo que te pedirá confirmar la suscripción. Sigue el enlace que allí viene ¡y listo!} Y si quieres unirte a nuestra comunidad en Facebook, sigue este…

Sembrando la Palabra en nuestros hijos

Imagen
¡Bienvenida al primer miércoles de Mamás a la manera de Dios! Como ya sabes, estaremos hablando de temas relacionados con este rol cada miércoles de mayo. ¿Lo nuevo? Es una serie colectiva, es decir, el mismo tema lo encontrarás en cuatro blogs diferentes. Al final te pongo los enlaces. Además cada artículo irá acompañado de un desafío, así podremos poner en práctica lo que estamos aprendiendo. 

Si me preguntaran qué es lo más difícil que he hecho en la vida, respondería sin pensarlo dos veces: ser mamá. Esa es la tarea más desafiante que Dios ha puesto en mis manos; entre otras cosas, porque tengo la responsabilidad de instruir a estas dos personitas en el camino de su Palabra, velar por su salud espiritual y hacer mi parte para que puedan llegar a ser todo lo que él ha planeado. ¿Difícil? Sí, pero no imposible.
Tuve la bendición de contar con una abuela que sembró en mí la Palabra de Dios.Hoy cuando miro atrás veo cómo su labor incansable fue el ancla que muchas veces ayudó a mantene…