viernes, 31 de mayo de 2013

Sueña para Dios

Cuando hace unos años Dios me puso el desafío de dejar lo conocido para lanzarme a lo desconocido, dudé. No sabía adónde él me estaba llevando ni qué planes tenía. Y eso me asustaba.

Pero cuando nos lanzamos con Dios siempre estamos seguras.

Los sueños muchas veces empiezan primero en su corazón y nuestro “sí” hace que cobren vida. Eso ha sido Bella, la conferencia para mujeres que mi iglesia organiza una vez al año.


Como todas las demás cosas de la vida, la estamos viendo crecer. Cada año mejor que el anterior, cada año con retos nuevos, cada año alcanzando más vidas. De eso se tratan los sueños de Dios. No de hacernos grandes sino de hacer grande su nombre. Y de extender y extender su gracia y su perdón a todo el que quiera recibirlos… De mostrar a sus hijos que su diseño para la vida es extraordinario, si tan solo le creemos y obedecemos.  

Dios puso sueños en el corazón de José. Hubo incomprensiones. Demoras. Sufrimientos. Pero los sueños eran de Dios, él los hizo crecer, y los convirtió en realidad. José hizo su parte, se mantuvo fiel, trabajó, creyó.

Esta conferencia para mujeres es un ejemplo sencillo de lo que significa creerle a Dios, incluso cuando tenemos trabas, dudas, cansancio. 

Tuvimos un precioso tiempo de adoración con Yadira Matos

Nuestra iglesia es relativamente joven, no es grande… pero Dios no conoce límites. Y nosotros no debiéramos intimidarnos tampoco si de verdad le creemos a un Dios todopoderoso que dice que nada es imposible para él. 



¿Qué sueños ha puesto Dios en ti? Eso solo Dios y tú lo saben pero hoy quiero animarte, ponte en sus manos, lánzate.  Y luego contempla asombrada todo lo que él hará para convertir en reales esos sueños. Quizá no pase de la noche a la mañana, tal vez en el camino haya tropiezos, desafíos, reveses. Persevera. Sé parte de la historia que Dios continúa escribiendo. No te afanes por los detalles, el cómo, el cuándo, deja todo eso en manos de él, a fin de cuentas ¡es su sueño! Tú y yo no somos las protagonistas, somos parte del elenco de Dios. ¡Pero qué gran privilegio!


Te desafío, toma un tiempo hoy, o cuando puedas próximamente, y quédate a solas con Dios. Ora y pídele que te muestre qué sueños tiene para tu vida que quizá tú has estado ignorando o posponiendo. Tal vez te tome varios días, pero Dios responderá porque él promete que le encontraremos si le buscamos. Anota lo que entiendas que él te está diciendo. ¡Y luego sueña! Escribe tus sueños para Dios y ponte en sus manos. Recuerda, no son tus sueños ni mis sueños, son los de él. Y son esos los que en verdad debemos hacer realidad.   


Wendy  

¿Quisieras suscribirte a este blog? A la derecha de la página tienes la casilla para hacerlo. {Avísame si lo haces para enviarte mi libro "Limonada para el alma" como obsequio. ¿Usas Facebook? Entonces te invito a mi página allí, en este enlace.

 
 

4 comentarios :

  1. Oh maravillosa exortacion. Dios te siga bendiciendo Wendy!!

    ResponderEliminar
  2. Hace poco empeze a seguir su blog y me gustam mucho pues he podido compartir con amistades su blog y aunque no son creyentes todavia, se que la palabra De Dios no es en vano. Gracias por la exortacion y me gustaria tecubir su libro, si es posible.

    Bendiciones,
    Angie
    mrlsng@yahoo.com

    ResponderEliminar
  3. Que blog tan original! Transmite femineidad y alegria...cuando llegue a casa me suscribo. Yo tmbien soy soñadora empedernida y tb tengo blog www.theoldrosevintage.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén,

      Muchas gracias por tus palabras. Acabo de visitar tu blog, muy lindo!!!

      Bendiciones...

      Eliminar