Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Desafío a dar gracias, día 29 (final)

Imagen
Veintinueve días de gratitud a Dios.Llegamos al final de desafío. (Gracias por tu paciencia pues este último llegó más tarde de lo normal.)

¿Cómo ha cambiado tu corazón? ¿Cómo ha cambiado tu perspectiva de la vida que Dios te ha dado? Puesto que la Palabra nos enseña que la gratitud honra a Dios, entonces durante 29 días sin dudas has estado honrando a Dios con un corazón agradecido.
Pero esto es solo el comienzo, un punto de partida. La verdad es que no tenemos que esperar a esta época del año para darle gracias a Dios. Dar gracias es un estilo de vida y algo que en la Biblia se repite constantemente.  Una vez que comenzamos a hacerlo, y lo convertimos en un hábito, descubrimos la bendición de enfocarnos en darle gracias a Dios, en reconocer que todo es su gracia y favor. 
Damos gracias a Dios porque él es bueno, no porque nos sentimos bien ni porque todo vaya “a pedir de boca”. Es un acto de sacrificio del corazón. Lo hacemos en toda circunstancia porque creemos en el Dios que domina …

Desafío a dar gracias, día 28

Imagen
Hoy es el “Día de acción de gracias” aquí en Estados Unidos. Una celebración cristiana que, gracias a Dios, todavía la cultura nacional mantiene como parte de las fechas importantes. Y, aunque muchos no lo dicen, es día para dar gracias a Dios, de quien proviene toda bendición.

Este es el desafío número 28, el penúltimo. Mañana terminaremos. No quiero extenderme mucho porque sé que para quienes lo celebramos, es un día de compartir en familia y no de estar frente a la computadora o el teléfono. J Así que quiero terminar por el principio, dándole gracias a Dios por Jesucristo, si no fuera por él, tú y yo no estaríamos aquí leyendo estas palabras, ni anotando en un diario de gratitud todas las bondades de Dios y mucho menos podríamos ser parte de la familia de la fe.
De ahí parte toda la acción de gracias, del día en que el Señor nos llamó de las tinieblas a su luz a través de la sangre y el sacrificio de Jesucristo. ¿Cómo no dar gracias? ¿Cómo no alabar? ¿Cómo no vivir cada día con un c…

Desafío a dar gracias, día 27

Imagen
Mañana se celebrará aquí en los Estados Unidos el “Día de acción de gracias”, y esta es mi celebración favorita porque no incluye correr de un lado a otro con compras, regalos a empacar, etc. Y no me malentiendas, porque sí me gustan los regalos {de hecho hoy tengo uno para ti}, los adornos y todo lo demás. Sin embargo, lo que realmente disfruto de este día es su carácter familiar, todos juntos para dar gracias a Dios por su bondad. Por lo general pasamos el día en casa preparando la cena. Los aromas de canela, azúcar moreno y calabaza inundan la casa. Casi siempre preparamos alguna actividad especial que compartiremos durante la cena o después. Nos reunimos con familia y amigos… y eso es lo más significativo de todo.

Así que hoy quiero desafiarte a pensar en los momentos familiares. Esas ocasiones en que todos se reúnen y que a veces nos estresan un poco pero a fin de cuentas es en ellas donde se forman los recuerdos, los instantes que quedarán gravados y que incluso a veces quisiéram…

Desafío a dar gracias, día 26

Imagen
Quizá todo el mundo no tiene talento musical pero es muy difícil encontrar a una persona que no le guste la música, ¿verdad? Cada quien tiene su género favorito. Unos prefieren música tradicional, otros más moderna. Algunos la prefieren instrumental, otros no. Y pudiéramos añadir otros elementos a esta lista pero el punto está claro: la música es vital en todas las culturas, regiones, edades.

Y la música es también vital en el pueblo de Dios. Es una expresión de nuestra adoración. La Biblia en cierto modo es un libro musical. Los salmos eran canciones, ¡de modo que el libro más largo de nuestras Biblias es un cancionero!
Dios es el autor de la música, él nos la regaló y nosotros con nuestros cantos le “devolvemos” a él el regalo. Muchas cosas preciosas suceden cuando alabamos a Dios porque su Palabra nos enseña que él habita en la alabanza de su pueblo. Y donde Dios está presente suceden maravillas. Por eso cuando un pueblo se une para adorar, los muros se derrumban, los corazones se …

Desafío a dar gracias, día 25

Imagen
Ayer dábamos gracias por la libertad de adorar. Si no lo leíste, aquí puedes hacerlo. Y te pido que no dejes de orar por la iglesia perseguida, por la iglesia subterránea o clandestina. ¡Son nuestros hermanos en la fe que están pagando un alto precio por llevar el nombre de Cristo! Y benditos son por eso, pero no deja de ser difícil.

Hoy quiero llevarte a pensar en qué bendición es poder tener en tus manos la Palabra de Dios. Es otra bendición que a veces pasamos por alto porque nos resulta cotidiana y ese es el peligro de lo cotidiano, lo damos por sentado, se nos vuelve común y olvidamos que no por eso deja de ser un regalo de Dios.
Quizá tú, como yo, incluso tengas en tu casa más de una Biblia, versiones diferentes, Biblias digitales, ¡hasta toda una Biblioteca electrónica, como Logos! Y sitios web a los que puedes acceder con comentarios, interlineales, estudios bíblicos… ¡infinidad de recursos para ahondar en la Palabra de Dios! ¡Qué bendición, mis queridos lectora o lector! Sin …

Desafío a dar gracias, día 24

Ayer tuve la bendición de disfrutar de un concierto al aire libre de Hillsong United, el conocido ministerio de adoración australiano. Mientras estaba allí, bajo el cielo parcialmente nublado de Miami en otoño, pensaba: “¡Qué gran privilegio, Señor!” Y no era solo por poder cantar a todo pulmón junto a este grupo que tanto me gusta sino el privilegio de poder adorar a Dios con entera libertad.

He vivido en los dos ambientes, donde se adora libremente y donde te ponen muchas restricciones para vivir la fe que crees. Y aunque ahora sé que ambos casos tienen sus pros y sus contras, realmente la libertad de adoración es un regalo de Dios.
¿Lo habías pensado? Eso que para nosotros es tan común y que damos por sentado, para una gran parte de los cristianos del mundo es un lujo inalcanzable. Les llaman la iglesia subterránea. Algunos para cantar tienen que mover los labios pero no emitir sonidos. ¿Te imaginas? ¡Y pensar que a veces nos quedamos en casa porque el aire acondicionado no funciona,…

Desafío a dar gracias, día 23

Imagen
¡Ya estamos en la última semana del desafío a dar gracias! ¿Cómo te va? Si no has podido hacerlo cada día, no te estreses. Tienes tu diario de gratitud y puedes ponerte al día poco a poco.
Hoy es sábado y quizá estás haciendo mandados, limpiando la casa, o tienes un compromiso familiar, o tareas de los niños con las cuales ayudar (el sábado pasado mi hija tenía ¡dos! de esos temidos proyectos), de manera que no quiero robarte mucho tiempo.
Nuestro desafío hoy será a dar gracias por la gracia de Dios.
Gracia, el favor inmerecido. Aquello que no importa cuánto nos esforcemos, nunca podremos ganar… Y es que de eso se trata.
Cuando miro a mi alrededor me doy cuenta de que la gracia de Dios no tiene comparación con nada. ¿Cuántas veces damos nosotras un regalo inmerecido? ¡Muy pocas…o nunca! Por lo general regalamos porque alguien a quien queremos celebra algo, ¿cierto? Sin embargo, Dios constantemente nos está prodigando bendiciones de todos tipos…y que no merecemos. Gracia.
¿Sabes cuánta…

Desafío a dar gracias, día 22

Imagen
En los últimos tiempos se habla mucho de la palabra “mentor”. ¿Qué es un mentor? Quizá te sorprenda saber que nuestra palabra en español viene de un personaje de la obra Odisea. Se llama Méntor y era el consejero de Telémaco. Un mentor es un consejero o guía.

De modo que aunque en estos tiempos modernos la estamos usando mucho, no es un invento nuestro. Es muy antiguo y la Biblia también está llena de ejemplos. Abraham fue un mentor para su sobrino Lot. Elías lo fue para Eliseo. Pablo para Timoteo y muchos otros. Y por supuesto, Jesús para los doce.
Un mentor es alguien que decide invertir en la vida de los demás. Y se da por entero. En su libro El arte de ser un mentor Darlene Zschech dice: “Los verdaderos mentores se ganan los corazones de aquellos a los que guían”. Y así es.
He tenido la bendición de contar con maravillosos mentores en la vida de fe, uno de ellos ya está con el Señor. Fue un tío abuelo, pastor, evangelista, un hombre de mirada dulce y convicciones muy firmes. No le …

Desafío a dar gracias, día 21

Imagen
Ayer dimos gracias a Dios por la vida nueva que nos ha regalado en Cristo, por lo nuevo que ha hecho en nosotros y seguirá haciendo.

Parte de esa vida nueva son los dones espirituales. Regalos especiales de parte de Dios. No son talentos. Los talentos los recibimos desde antes de nacer, vienen como parte de nuestro ADN y son muy variados: la música, la pintura, la danza, arte para cocinar, artes manuales, talento para escribir, para contar cuentos, para el arte dramático, para arreglar cosas rotas, etc.
Los dones espirituales los recibimos en el nuevo nacimiento, es decir, cuando conocemos a Cristo y su Espíritu viene a morar en nosotros.Ese espíritu da a cada creyente el don o dones que él considera adecuado.
Sin embargo, esos dones son un regalo que Dios te ha dado para el beneficio de los demás. Mira lo que dice 1 Corintios 12:7: “A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás”. Así que no son para nuestro propio disfrute sino para que los pongam…

Desafío a dar gracias, día 20

Imagen
Lo nuevo a todos nos gusta: casa nueva, carro nuevo, ropa nueva, zapatos nuevos, lugares nuevos para conocer, etc. Por alguna razón lo nuevo nos atrae y nos hace sentir bien. El único problema es que todas estas cosas solo son nuevas por un tiempo breve, y luego se hacen viejas. Otra vez lo nuevo se convierte en viejo y deja de resultarnos tan interesante o atractivo.

Sin embargo, el mundo espiritual funciona con leyes diferentes. Cuando conocemos a Cristo, lo viejo queda atrás para siempre, tal y como nos recuerda el apóstol Pablo en 2 Corintios 5:17: “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!”A partir de ese momento Dios nos ve como una criatura totalmente nueva, no importa si tienes 10, 30 o 60 años.
Y lo interesante es que en el calendario de Dios la cuenta entonces es regresiva, lo viejo se hace cada vez más nuevo, hasta que lleguemos a la perfección que él diseñó originalmente (Efesios 4:13). Un ser humano nuevo y …

Desafío a dar gracias, día 19

Imagen
Hace muy poco escribí acerca de los cambios y de cómo, ya sea que nos guste o no, siempre llegan a nuestra vida. Tal y como dije en ese artículo: “en nuestro espíritu, las estaciones de la vida, los cambios, tienen la oportunidad de producir una cosecha que dé gloria a Dios”. Pero también pueden empujarnos al lado contrario, a un sitio oscuro donde nos quejamos, pataleamos y hasta buscamos alguna salida, aunque sea imaginaria, para tratar de huir del cambio.

En ese sitio lo menos que se nos ocurriría sería darle gracias a Dios. ¿Cómo agradecer por algo que no queremos, o nos disgusta o nos entristece? Sin embargo, cuando comenzamos este desafío hablamos de aprender a dar gracias a Dios “en toda circunstancia”. Y todo es…todo. Incluso esos cambios.
Cuando Dios trae cambios a nuestra vida por lo general está buscando justamente es, un cambio… pero un cambio interior. Nos trae cosas externas para cambiar lo interno. Cambia la situación para que cambie el corazón. Y déjame decirte algo por …

Desafío a dar gracias, día 18

Imagen
Hace un tiempo comencé a leer con mi hija una serie que a ella le fascina. La ha leído un montón de veces, pero yo no la había leído nunca, así que decidimos compartirla y así pasar un tiempo juntas en las noches antes de dormir disfrutando algo que a ambas nos encanta: la lectura.

La serie se titula “La casa de la pradera ” de Laura Ingalls. Si no las has leído y te gustan las novelas históricas, te la recomiendo. Es una lectura refrescante, sana y que nos transporta a un tiempo donde la vida era mucho más simple… pero también más trabajosa.
Quizá te estés preguntando qué tiene que ver todo esto con el desafío a dar gracias. Verás. Este blog es básicamente para mujeres y las mujeres del siglo 21 somos un tanto malabaristas, ¿cierto? Muchas tienen trabajos fuera de casa, más la crianza de los hijos, la administración del hogar, responsabilidades en la iglesia, en las escuelas de los hijos, etc. Sin embargo, a pesar de todas estas cosas, nada se compara con todo el trabajo doméstico que …

Desafío a dar gracias, día 17

Imagen
¿Cómo ha cambiado tu vida desde que empezaste este desafío a dar gracias a Dios de manera intencional cada día? Un corazón agradecido es un corazón que alaba a Dios y reconoce cada una de sus bondades. No puede haber quejas donde hay acción de gracias y alabanza.
Hemos visto que muchas veces la palabra que se usa en la Biblia para gratitud en algunas versiones se traduce como alabanza, del hebreo towdah, una palabra que implica dar gracias y que puede ser con cantos. Y en el griego la traducción de la palabra para dar gracias, eucharisteo, incluye en su significado “expresar gracias”; es decir, algo verbal. Los salmos mencionan a estas dos juntas en múltiples ocasiones: acción de gracias y alabanza.
Así que como hoy es domingo, un día que dedicamos especialmente para adorar y alabar a Dios, quiero proponerte que nuestro desafío sea escribir tu propia canción de alabanza. En el diario donde has estado anotando tus motivos de agradecimiento, escribe hoy una canción nueva, que brote de tu…

Desafío a dar gracias, día 16

Imagen
Entonces vi a un Cordero que parecía que había sido sacrificado, pero que ahora estaba de pie entre el trono y los cuatro seres vivientes y en medio de los veinticuatro ancianos. Tenía siete cuernos y siete ojos, que representan los siete aspectos del Espíritu de Dios el cual es enviado a todas las partes de la tierra. Él pasó adelante y tomó el rollo de la mano derecha del que estaba sentado en el trono.Y cuando tomó el rollo, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero. Cada uno tenía un arpa y llevaba copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones del pueblo de Dios.  Apocalipsis 5:6-8
Este es un fragmento del libro de Apocalipsis. Un libro un tanto complejo, lleno de símbolos, de imágenes, de profecía. Pero un libro revelador. De hecho así también se le conoce,como el libro de la revelación. Y algunas de estas son más conocidas que otras. Hoy quiero hablarte de una que pudiera pasar inadvertida, está al final del pasaje que puse al…

Desafío a dar gracias, día 15

Imagen
Escribo este artículo en la quietud de mi casa. Pero hasta hace unos instantes no había tal quietud. Es viernes y como cada viernes en la mañana, mi sala familiar se convierte en el espacio donde un precioso grupo de hermanas, y amigas, en Cristo, nos reunimos. Hay risas, conversaciones, bullicio, cantos, vasos con café, y sobre todo, comunión con Dios y entre nosotras.

No creas que todos los viernes me levanto con ánimo de tener la casa presentable para visitas. A veces estoy cansada y preferiría ignorar los regueros que pueda haber o las motas de polvo que luchan por amontonarse a pesar de los esfuerzos de mi plumero.
Sin embargo, cuando termina la reunión, ¡qué cambiado está mi corazón! Orar junto con estas mujeres cada viernes, compartir juntas nuestras luchas, llorar por el dolor de las demás o sus alegrías, abrazarles cuando están tristes, animarles como solo lo puede hacer la Palabra de Dios…¡eso no tiene precio! Y cómo nos cambia de adentro hacia fuera.
Es que ese es el diseño d…

Desafío a dar gracias, día 14

Imagen
“La esperanza es lo último que se pierde” o “mientras haya vida, hay esperanza”. Esos dos refranes los he escuchado cientos de veces, y seguro que tú también.

Pero, ¿realmente tenemos esperanza? ¿Realmente vivimos como gente que tiene una esperanza firme? ¿Cuál es tu esperanza? ¿Un mejor trabajo? ¿Un mejor salario? ¿Un esposo? ¿Tener hijos? ¿Un cambio en el gobierno? ¿Una casa más grande?
Si es alguna de esas cosas, déjame decirte que aunque de momento pudieran hacernos sentir contentas, no pueden ser nuestra esperanza porque en un abrir y cerrar de ojos pueden cambiar o las podemos perder. Y el ciclo vuelve de nuevo…sentirnos desesperanzadas.
Sin embargo, el pueblo de Dios debe caracterizarse por ser un pueblo que vive con esperanza,¿por qué? Porque nuestro Dios es el Dios de toda esperanza, como lo declara Pablo en su carta a los cristianos romanos.
“Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del E…

Desafío a dar gracias, día 13

Imagen
Dios es fiel. Esa es una verdad que tenemos que creer aunque nos cueste. Y la razón por la que creo nos cuesta tanto es porque nosotros no lo somos. Nuestra fidelidad muchas veces oscila entre la duda y el temor… o en serles fieles a otras cosas o personas antes que a Dios. Y este es un problema muy viejo, el pueblo de Israel batalló con él una y otra vez. 
Cuando vienen situaciones que amenazan nuestra estabilidad tememos, dudamos de si Dios realmente hará lo que dice y cumplirá lo que promete. Se nos olvida que él es fiel, es parte de su naturaleza inconmovible. La nuestra, bajo la influencia de un mundo caído e imperfecto, tiende a pensar que tal vez nos falle, que quizá por esta vez los asuntos de otros hagan que los nuestros pasen inadvertidos para Dios.
Otras veces, cuando las cosas marchan bien, entonces nos creemos que realmente es porque somos muy buenas, diligentes, esforzadas… y cambiamos la lealtad a Dios por la lealtad al “yo”.
De alguna manera Satanás se las arregla para …

Desafío a dar gracias, día 12

Imagen
La Biblia nos enseña que cada vez que una persona entrega su vida a Cristo, en el cielo hay alegría. Y además hay acción de gracias y gloria para Dios.

Me imagino la sonrisa de Dios al ver que una de sus criaturas, mediante Jesucristo, podrá convertirse en todo lo que él soñó desde el principio. ¿Te imaginas? Tu vida y la mía provocan alegría en el cielo. De hecho Sofonías 3:17 nos promete que Dios se alegra por nosotros. ¡Eso es grandioso!
Sin embargo, para que ahora nosotros seamos parte de su familia, Dios tuvo que usar a alguien. Alguien que nos habló de la gracia de Dios, que nos mostró su misericordia, que nos explicó cuánto Dios nos ama y qué perdidos estamos sin él. Alguien que compartió el tesoro que ya tenía en sus manos.
Ahora tú y yo tenemos la misma tarea, hacer que más y más personas conozcan el mismo mensaje y así no solo habrá más miembros en la familia de Dios sino que aumentará la acción de gracias y por tanto, la honra y gloria para Dios.

¿Alguna vez le has dado gracias…

Desafío a dar gracias, día 11

Imagen