Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

¿Qué me pongo?

Imagen
Como trabajo desde mi casa, no tengo que preocuparme mucho por la ropa que voy a ponerme cada día, a menos que tenga una cita o un evento al que asistir. Sí, realmente es una bendición. Pero sé que en muchos casos no es así. Muchas mujeres se levantan por la mañana y tienen que escoger ropa para ir a trabajar. Ropa que esté acorde al código que exige su empleador o su negocio. De cualquier manera, ya sea que nos quedemos en casa o que salgamos a trabajar, siempre tenemos que escoger algo con qué vestirnos. 

Y en eso quiero que reflexionemos hoy, pues empieza una nueva semana y quizá cada mañana te paras frente a tu clóset o armario, y te haces la proverbial pregunta: "¿qué me pongo hoy?", a la cual seguro respondes con la también consabida respuesta: "no tengo nada que ponerme” (independientemente de cuánta ropa haya en ese clóset o armario… pero eso es tema para otro día, ¿verdad?). Sin embargo quiero que pensemos en esa pregunta de una manera un poquito diferente: &quo…

Yo me rindo a él {y tarjeta para memorizar}

Imagen
Rendir. Esa fue la palabra que Dios me llevó a escoger para 2014. Rendirse es contrario a todo lo que nuestra naturaleza humana desea hacer. Es contrario a lo que el mundo nos enseña y ofrece. Y por nuestra rendición hay una batalla que se libra en lugares celestes, a nivel espiritual, donde el enemigo usa sus armas más eficaces para que nos rindamos, sí, pero a su agenda y no a los planes de Dios.

No me es fácil rendirme, te lo confieso. Y no creo que lo sea para muchos, seamos honestas. El ADN cargado de pecado con que llegamos a este mundo codifica que queramos hacer las cosas a nuestra manera, decir lo que se nos antoja y mirar las cosas tras el lente del orgullo humano.
Es una lucha muy antigua, algo que no es exclusivo de gente común y corriente como yo, y quizá como tú. Hasta los grandes de la fe, como el apóstol Pablo, experimentaron esta batalla.
Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa no existe nada bueno. Quiero hacer lo que es correcto, pero no puedo. Quiero …

Guía para reflexionar en Salmos 119, un recurso gratis

Imagen
Hoy es un día especial pues celebramos el cumpleaños de nuestra hija, una bendición de Dios. Pero de eso seguro escribo más adelante en la semana. Hoy también es especial porque tengo un regalo
para ti, ya que lo prometido, es deuda. Aquí está la guía para estudiar Salmos 119 en base a los artículos que publiqué en las semanas anteriores. Perdona que no pude tenerla el viernes como quería, pero la vida se nos complica y a veces tenemos que cambiar los planes. ¡Gracias por tu paciencia y comprensión!

Para descargar la guía, solo haz clic en este enlace y te llevará a la página de descarga. Espero que puedas hacerlo sin ningún problema. Además te invito a compartir este artículo en Facebook, Twitter o cualquier otra red social que uses para que de ese modo otras también puedan beneficiarse de este recurso gratis. Oro a Dios para que sea de bendición a medida que tu pasión por la Palabra de Dios crece y tu deseo de amarla, obedecerla y compartirla con otros se hace cada vez mayor.
¡Que te…

La Palabra que hace cantar... o la última lección de Salmos 119

La Biblia nunca dejará de maravillarme. En cierto modo es una frase casi redundante porque al haber sido inspirada por Dios mismo, cada palabra lleva su marca; y lo divino, cuando menos, nos maravilla. Y así llego al final de mi peregrinar por Salmos 119, admirada y deseosa de vivir con la misma pasión que este salmista.

“Que la alabanza fluya de mis labios, porque me has enseñado tus decretos. Que mi lengua cante de tu palabra, porque todos tus mandatos son correctos.” (v. 171-172)
Los triunfos de la vida, los momentos buenos, los sueños cumplidos, esas y otras cosas nos impulsan a alabar a Dios. Sin embargo, este hombre sentía tal fervor por la Palabra y lo que ella le enseñaba, que no podía dejar de alabar a su Autor.
¿Qué te ha enseñado Dios últimamente en su Palabra? ¿Lo recuerdas? Quizá la lección ha sido un poco difícil, pero conviértela en una canción porque el Señor del universo se ha tomado el tiempo de dejarnos su Palabra para que nos revele quién es él, para que nos hable, nos…

Amor inagotable, respuestas y fidelidad (y lo puedes descubrir por ti misma)

Imagen
Al seguir explorando Salmos 119 resalta a la vista cuántas cosas llegó a comprender este hombre acerca del carácter de Dios, y hoy quiero compartir algunas contigo. Será un artículo más bien para leer los pasajes y meditar, con algunas preguntas. Así que toma lápiz y papel, o abre un documento en tu computadora, y prepárate a profundizar.

El amor de Dios es inagotable. En la Nueva Traducción Viviente el término amor inagotable aparece seis veces en Salmos 119 y 121 veces en toda la Biblia. En hebreo esa frase incluye la acepción amor que no cambia y también misericordia. ¿Has experimentado amores cambiantes, alguien que ayer te amó y hoy ya no te ama? Es posible a nivel humano, pero nunca con Dios. Su amor por ti no se agota ni cambia, y no depende de lo que hagas o dejes de hacer. Dios te ama porque sí, porque está en su naturaleza hacerlo.Si te cuesta aceptarlo por las tantas veces en que el amor humano te ha herido o traicionado, pídele que te ayude aceptar su amor inagotable, a sen…

Lecciones de esperanza

Imagen
Hay situaciones de la vida que nos llevan a pensar: ¿hasta cuándo, Dios? ¿Cuánto más tengo que esperar? ¿Cuándo saldré de este hoyo? Parece que así se sentía el autor de Salmos 119 cuando escribió: “Estoy agotado de tanto esperar a que me rescates pero he puesto mi esperanza en tu palabra. Mis ojos se esfuerzan por ver cumplidas tus promesas, ¿cuándo me consolarás?”(vv. 81 y 82).La clave está en la frase que está negritas: a pesar de su cansancio y angustia, tenía esperanza en la palabra dada por Dios. Lee los versículos que siguen:
Tu eterna palabra, oh Señor, se mantiene firme en el cielo. Tu fidelidad se extiende a cada generación, y perdura igual que la tierra que creaste. Tus ordenanzas siguen siendo verdad hasta el día de hoy, porque todo está al servicio de tus planes. Si tus enseñanzas no me hubieran sostenido con alegría, ya habría muerto en mi sufrimiento. Jamás olvidaré tus mandamientos, pues por medio de ellos me diste vida.
Cuando las circunstancias que vivimos no son agradables ni…

Un salmo, historias de Disney y la verdadera libertad

Caminaré en libertad, porque me he dedicado a tus mandamientos”, cuando lo leo casi parece una paradoja. ¿Obedecer mandamientos me lleva a la libertad? Yo creía que la libertad era simplemente hacer lo que quisiera sin obedecer a nadie ni rendirle cuentas.

Quizá has escuchado un diálogo semejante a esto que acabo de escribir, o tal vez un monólogo, dentro de ti misma. El mundo se ha encargado de vendernos la idea de que libertad es libertinaje donde todo el mundo hace lo que se le antoja, cuando y donde se le ocurra. Si te pones a analizarlo, viene desde que somos pequeñas con historias tan lindas como las de las princesas de Disney. 
Veamos a Ariel, la sirenita. ¿Cuál es el centro de la historia? Ariel quiere una vida diferente a la que tiene, sin la cola de sirena y con piernas de humana que le permitan ser libre. Para lograrlo no importa si tiene que desobedecer a su papá y poner su vida en riesgo. Claro, como película al fin, el final es feliz y ella y este príncipe desconocido vi…

Palabra para el desánimo, la verdad y la felicidad

Imagen
Conocí a un pastor norteamericano que ya está con el Señor pero fue un gran conocedor de la Palabra y excelente predicador. En una oportunidad, cuando servía como orador principal de un retiro en el que yo participaba como su intérprete, nos dijo sobre la manera en que él estudiaba la Palabra de Dios que nunca he olvidado. Nos contó que cada vez que se sentaba a leerla, él oraba con las palabras del versículo 18 de Salmos 119: “Abre mis ojos, para que vea las verdades maravillosas que hay en tus enseñanzas”. ¡Cuánta sencillez y a la vez profundidad! Co nuestros ojos naturales podemos leer la Biblia pero no descubriremos su verdad; sin embargo, cuando Dios abre nuestro ojos, las maravillas de sus enseñanzas comienzan a cobrar vida. No sé si lo has probado, pero la próxima vez que te sientes a leer la Biblia, pídele a Dios que abra tus ojos para que puedas ver lo que él tiene para ti.

Y es evidente que el autor de este Salmos tenía sus ojos bien abiertos porque mira lo que escribió en e…

La vida que agrada a Dios, no importa la edad

Imagen
Han pasado unos cuantos años ya de mis tiempos de adolescente, pero todavía los recuerdo muy bien. Y recuerdo también cómo las horas que mis abuelos dedicaron a sembrar en mí la Palabra de Dios fueron el ancla que muchas veces me sostuvo cuando estaba triste o temerosa, pero más que nada, lo que muchas veces me impidió tomar decisiones de las que luego me hubiese arrepentido. No tuve una juventud perfecta y si pudiera empezar otra vez, cambiaría unas cuantas cosas, pero reconozco que la Palabra guardada en mi corazón fue clave para sentir temor de Dios y buscar agradarle, aunque no fuera siempre o en todo.


Quizá era justo en eso en lo que pensaba el autor de Salmos 119 cuando escribió las líneas que hoy tenemos como el versículo 9:
¿Cómo puede un joven mantenerse puro?  Obedeciendo tu palabra.
Tal vez eres joven y batallas con la pureza. Te entiendo, todos pasamos por ahí. Y entiendo también que el mundo en que estás viviendo es una ametralladora que de continuo dispara para hacer caer …

El capítulo más largo de la Biblia, un GPS.

Imagen
“¿Cuál es el capítulo más largo de la Biblia?”, era una pregunta común en los concursos bíblicos cuando yo era adolescente. ¿La respuesta….? Salmos 119. Tiene 176 versículos. Cuando era niña mi abuela tenía un cuadro en la cocina, si mal no recuerdo, con las palabras de Salmos 119:105. Léelo y verás que es la versión salmística del GPS.

Y ayer, mientras buscaba algo en la Biblia me puse a pensar en ese capítulo, cuánto me gusta, cuántas enseñanzas, cuántas promesas. Así que decidí que voy a pasar el mes de enero aquí en el blog hablando de Salmos 119. Y tú eres mi invitada especial. Vamos a cavar en esta mina preciosa y sé que sacaremos diamantes tan valiosos que nos sentiremos millonarias. ¿Te animas a acompañarme? 
Te sugiero que busques una libreta para que tomes tus propias notas, preguntas. Y te sugiero uses Bible Gateway para comparar los versículos en diferentes versiones, eso siempre me ha ayudado. Yo voy a usar por defecto la Nueva Traducción Viviente, y en casos diferentes, l…

Mi Navidad imperfecta y la palabra del año

Imagen
Mi palabra para el 2014 es el resultado de una Navidad imperfecta. Sí, tal y como lo leíste. Mi Navidad fue imperfecta, o al menos eso pareció a mis ojos humanos.

Cada año ciertas tradiciones, ciertas costumbres. No en 2013. Hubo cambios y circunstancias que llevaron a mi Navidad “imperfecta”. De momento parecía que el mundo giraba tan rápido a mi alrededor que los días se me resbalaban entre los dedos… y con ellos mi Navidad.
De pronto, mucho de lo que antes era normal había cambiado. Aunque no me lo propuse deliberadamente, comencé a luchar con Dios porque no me gustaba este nuevo sentido de “lo normal” que estaba llegando al día a día.Y fue en una conversación con mi esposo, entre casi lágrimas de frustración y tristeza, que por fin lo entendí, al escucharlo: “Estás así porque no puedes controlar la situación”. Eso era.

Mi Navidad estaba siendo “imperfecta” porque yo no tenía el control. Porque Dios estaba haciendo olas en mi vida y no me gustaba mucho. Yo quería la calma de siempre,…