Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

Cuando la pila no se termina {¡y yo quiero cerrar la puerta!}

Imagen
Estoy convencida de que mi cuarto de lavado tiene algún duende escondido que multiplica la ropa por la noche o un hada cuya función es girar la varita y hacer que la pila crezca y crezca. Cuando creo que terminé, la pila crece otra vez.

¿Acaso no es así todo en la vida? Cuando creemos que ya logramos algo, volvemos a equivocarnos y hay que empezar de nuevo. Leí esto una vez: "Cuando creo que dominé el baile de la vida, alguien inventa un paso nuevo". ¡Qué gran verdad!

A veces tengo deseos de cerrar la puerta del cuarto de lavar  y no entrar nunca más....pero eso no quiere decir que el montón de ropa no seguirá creciendo. ¡¡Al contrario!!

Pasa lo mismo con nosotras y nuestro peregrinar espiritual...

[PARA SEGUIR LEYENDO HAZ CLIC AQUÍ]

Gracias por visitarme. ¿Quisieras recibir estas publicaciones directamente en tu correo? Estás invitada a suscribirte. {Usa la casilla de arriba a la derecha y sigue las instrucciones. También recibirás gratis un libro devocional…

Cuando los días son difíciles y el temor te ahoga

Imagen
El día en que suena el teléfono y recibes la llamada que nunca quisieras recibir. Cuando la persona del otro lado te dice que todo está “normal” en el examen pero necesitan hacer más estudios, así que te pide que hagas la cita para un ultrasonido. Y mil pensamientos contrarios dan vueltas en tu cabeza, y el futuro de pronto parece imposible. Y las preguntas se agolpan pidiendo respuestas rápidas que nadie te puede dar. Y las lágrimas te queman los ojos y tratas de contenerlas mientras miras a tu alrededor, contemplas a los que amas y te tragas las palabras.

Y llega el día del ultrasonido. La muchacha del frente ya no tiene cabello porque lo perdió en la quimioterapia. Y la señora de al lado no se explica cómo llegó hasta ese lugar si en su familia nadie antes ha tenido esa enfermedad. Dos voces más se suman a la conversación y mencionan nombres de médicos famosos y tratamientos efectivos… o al menos eso dicen.

Y mientras todo esto pasa, los latidos de tu corazón se aceleran, los múscu…

Crucemos al otro lado

Imagen
Un día Jesús les dijo a sus discípulos: “Crucemos al otro lado del lago”.  El lago de esta historia es más conocido como el mar de Galilea.  Tiene una superficie de 166 km2 (64 millas cuadradas) y es el lago de agua dulce más bajo del mundo. En esa masa de agua las tormentas son algo común debido a las diferencias de temperatura entre la costa y las montañas de alrededor.

Así que, ese día en particular, Jesús y los discípulos se subieron a una barca para “cruzar al otro lado”. Él estaba cansado y se quedó dormido. Se desató la tormenta, el barco empezó a llenarse de agua y los discípulos, muy asustados, despertaron a Jesús. “Él se levantó y reprendió al viento y a las olas; la tormenta se apaciguó y todo quedó tranquilo” (Lucas 8:24).

¿Y por qué te hablo de esto, qué tiene que ver contigo y conmigo esta historia? Bueno, quizá ha llegado uno de esos momentos en la vida en que tienes que “cruzar al otro lado”, a todos nos llegan: un trabajo nuevo, ya sea por puro gusto o porq…

¿Y qué después del domingo de resurección?

Imagen
Lunes. Lunes después del domingo de resurrección. Lunes después de una cumbre espiritual y emocional.

Otro lunes más. Quizá con una enorme pila de ropa esperando ser lavada, una larga lista de cosas por hacer y sin saber por dónde comenzar. Otro lunes con las mismas preocupaciones del sábado que todavía no se resuelven, solo que tuvieron un domingo de por medio. A lo mejor para ti es otro lunes de soledad, u otro lunes de dolor, o simplemente un lunes cualquiera, sin mucha inspiración ni motivación para seguir adelante.
Pero no se supone que sea “otro lunes más” después de la resurrección. ¿Qué tal si lo analizo desde otro punto de vista? ¿Qué tal si recuerdo las palabras de aquel apóstol, primero perseguidor, y luego perseguido?
“Y si nuestra esperanza en Cristo es sólo para esta vida, somos los más dignos de lástima de todo el mundo… pero esta resurrección tiene un orden: Cristo fue resucitado como el primero de la cosecha, luego todos los que pertenecen a Cristo serán resucitados c…

El final que en realidad fue un principio

Imagen
En muchos lugares hoy se celebra el llamado Viernes Santo. En mi rincón de la ciudad el cielo está gris y llueve. La mañana mucho más oscura que de costumbre. ¡Cuánto mayor debe haber sido la oscuridad de aquel viernes cuando el Hijo de Dios exclamó desde su cruz: “Consumado es”! Por eso el título de este artículo, lo que parecía el final de la historia fue en realidad el gran comienzo.

Isaías 53, una de las más grandes profecías mesiánicas dice en el versículo 11:
“Y a causa de lo que sufrió mi siervo justo hará posible que muchos sean contados entre los justos,   porque él cargará con todos los pecados de ellos.”


Su aparente final fue nuestro definitivo principio. La cruz puso punto fin a nuestra vida de esclavitud. La cruz marcó el inicio de la libertad. La cruz nos quitó el veredicto de culpabilidad que por siglos cargamos y nos estampó en letras rojas y grandes, letras de sangre, el mejor sello de todos: PERDONADOS. La cruz hizo que nunca más fuera necesario ofrecer sacrificios para …

Si yo hubiera estado en la última cena...

Imagen
La última cena. Subtítulo de un pasaje bíblico. Nombre de cuadros famosos, representada en más de una película. Pero más que nada, un momento real en la historia, real y determinante. Y si tú y yo hubiéramos estado presentes, ¿a quién nos pareceríamos?


Hay alguien cuyo nombre no se menciona pero es clave en este relato. El dueño de la casa. Es evidente que conocía al Maestro porque con la sola mención de su nombre, abriría las puertas de aquella habitación para que Jesús y sus discípulos se reunieran para comer juntos aquella cena especial. ¿Te has puesto a pensar que aquel hombre no cuestionónada? De hecho, ¡yaestaba preparado!
Quiero parecerme a él. Que la sola mención del nombre de Jesús me haga abrir las puertas de mi corazón que tantas veces quiero cerrar. Que al escuchar Jesús rinda todos mis planes, agendas, y esté preparada. Que cuando el Maestro llame yo siempre responda ¡aquí estoy, lista! No creas que porque escribo un blog, doy conferencias y ministro a la vida de mujeres m…

Lo que dará éxito a tus días

Imagen
¿Alguna vez has tenido de esos días que cuando llegas al final dices: “¿y en qué se me fue el tiempo?”? Es muy probable que sí. A todos nos pasa. Cuando somos muy jóvenes pensamos que el tiempo es eterno y que tenemos toda la vida por delante, así que no importa si malgastamos las horas. Luego, con el paso de los años, nos vamos dando cuenta de que la vida no era tan larga como parecía, los días cada vez nos resultan más cortos y por fin entendemos que las horas perdidas nunca regresarán. El tiempo malgastado será eso, malgastado. Sin embargo, Dios quiere que vivamos de manera diferente.

Hace unos días leía 1 Corintios capítulo 9 en la Nueva Traducción Viviente y mira cómo dice el versículo 26:  “Por eso yo corro cada paso con propósito. No sólo doy golpes al aire.”

Propósito. Esa es la palabra que debe regir cada día. Cuando vivimos con propósito el tiempo no se malgasta, se invierte. ¿Qué es vivir con propósito? Para una hija de Dios un día se vive con propósito cuando lo hacemos par…

Porque todas queremos una vida radiante... ¡y es posible!

Imagen
En los últimos meses mi vida ha estado llena de desafíos, a todos los niveles: familiar, personal, en el ministerio, a nivel profesional. Los desafíos tienen diversas formas, colores, complejidad. Algunos me han puesto en el punto donde lo único que he podido hacer es confiar plenamente en Dios, y nada más; incluso cuando el miedo lucha por tomar el control mientras un taxi me lleva a un destino que no conozco en una ciudad altamente peligrosa y mi único recurso es decir: “Dios, tú sabes lo que haces y mi vida está en tus manos”. En esta cadena de desafíos he tenido que forzar mi mente y pensar en cómo compartir el diseño de Dios cuando la audiencia no conoce a Cristo, orando todo el tiempo para que el mensaje impacte las vidas y recordando que no soy yo, que es el Espíritu quien produce el cambio. Otros me han llevado a recordar que no por gusto mi palabra para 2014 es “rendición”. Rendir mi agenda, rendir mi carácter, rendir mi lengua, rendir, rendir, rendir…

Los desafíos son buenos,…

Para cuando "hoy no es mi día" es el lema de 24 horas

Imagen
Uno de “esos” días. 

Para comenzar, me levanté cansada por haberme acostado muy tarde la noche anterior. Aunque quería andar rápido, mi cerebro iba en cámara lenta. No salimos de la casa a la hora necesaria y llegar a la escuela con los niños puntualmente sería un desafío en el tráfico tan complicado de la mañana. Pero llegamos. Me dispuse a regresar rápido mientras pensaba: tengo tanto que hacer hoy que las 24 horas se quedarán cortas.

Ya había avanzado bastante en el camino de vuelta a casa cuando suena el teléfono con un aviso de mi calendario: ceremonia de premiación en la escuela. ¡Oh, no, se me había olvidado!

Un giro en “u” para regresar. Ahora tengo todavía menos tiempo disponible. Llegué a la escuela, estacioné el carro y a esperar que llegara la ceremonia, dentro de media hora. ¡Sorpresa! Cambiaron la ceremonia de día….será la semana que viene. ¿En serio?

Volví a subirme al auto para regresar a casa, por segunda vez...


Para seguir leyendo... me gustaría mucho conectarme contigo …

¿Cuán grande es tu dios?

Imagen
Hace unos días estaba sentada en el aeropuerto de una importante capital latinoamericana. No había amanecido, sin embargo, yabullía de personas que caminaban apuradas, sumergidas en sus propios pensamientos, tomando café para despertarse. Pero hubo algo que llamó mucho mi atención y tocó en lo profundo mi corazón: personas que en lugar del equipaje de mano, o junto con este, cargaban en sus brazos imágenes talladas de sus dioses.

No he podido olvidarlo. Una y otra vez viene a mi mente la pregunta ¿cuán grande es tu dios?Y ¿sabes?, lo peor es que a veces creemos que esto se limita a la adoración a dioses falsos, pero lamentablemente incluso tú y yo que conocemos a Cristo en ocasiones pensamos que nuestro Dios es algo así, que podemos cargar en nuestros brazos, que es pequeño, limitado como nosotros, que nos pide que hagamos cosas a cambio de nuestra salvación o de su gracia o misericordia. Sí, tal vez no lo afirmemos, quizá incluso te escandalice leerlo, pero la realidad es que nuestro…

Ahora que celebro otro cumpleaños...

La vida se va rápido, de eso no me queda duda. Mañana celebro otro año más. Estoy en mi cuarta década (puedes sacar la cuenta, ¡ja! ¡ja!), y es a este punto en que la mayoría de nosotros se da cuenta de que el tiempo vuela, que el ayer no vuelve y que los días que tenemos sobre esta Tierra están contados y más vale que los aprovechemos bien, viviendo en nuestro propósito.

Así que hoy te quiero compartir algunas cosas que he aprendido, o mejor, que Dios me ha enseñado. Y para ti que estás empezando a vivir, créeme que más rápido de lo que piensas llegarás a la cuarta década, o la quinta… escoge el diseño de Dios, es la mejor manera de vivir.
Esta lista no es un tratado de filosofía ni siquiera de mejoramiento personal. Son solo eso, lecciones de vida que Dios me ha ido dando… y seguirá, porque cada día es una nueva oportunidad de aprender, y crecer.
Las cosas por las que me preocupaba ayer, hoy ya son historia. Preocuparse es un deporte demasiado improductivo y consume lo mejor de nuest…

Lo que me escribiría a mí misma... 19 años después

Imagen
Era una tarde de abril. ¡Tan jóvenes los dos! No sé muy bien si estábamos completamente conscientes de cómo todo cambiaría a partir de aquel “sí”, pero de algo sí estoy segura, éramos felices y sabíamos que Dios nos había llevado hasta aquel lugar. Claro, en los 19 años que han pasado no todo ha sido color de rosa, pero la vida nunca lo es. Sin embargo, si pudiera escribir una carta a la Wendy de aquel entonces sería algo así…



Querida Wendy:
Estás a punto de tomar una de las decisiones más importantes de tu vida. ¡Cómo me alegra verte feliz! ¿Ves que valió la pena esperar? Sí, yo sé, quizá pensaste que es imposible llegar a ver el sueño hecho realidad, pero no sí confías en el plan de Dios para tu vida.
Es verdad, el camino que tienes por delante estará lleno de desafíos. Permanecer juntos “en las buenas o en las malas, en riqueza o en pobreza, en salud o enfermedad, y hasta que la muerte los separe”, es un reto grande en la vida de cualquier ser humano. Pero no olvides que todo este asu…