viernes, 2 de mayo de 2014

De situaciones y decisiones

Si hace ya un tiempo que sigues este blog sabes que me fascina el libro de Proverbios. Siempre que lo leo encuentro algo nuevo, algo que me habla al corazón, e incluso cosas que me provocan una sonrisa.

Y eso me pasó hoy. Abrí la Biblia en Proverbios 20  mientras desayunaba y comencé a leer con un doble propósito, ciertas preguntas en mi mente estaban buscando respuesta. Fue entonces que el versículo 24 dio un salto de la página a mi vista:

El Señor dirige nuestros pasos, entonces, ¿por qué tratar de entender todo lo que pasa?

La vida a veces nos presenta situaciones que batallamos por entender. Les damos vueltas, las analizamos, las tratamos de razonar… pero no encontramos la respuesta. Parece ser que a Salomón le pasó lo mismo y en su sabiduría llegó a entender que es vano tratar de entender todo lo que pasa a nuestro alrededor. Y no solo vano, ¡imposible!

En este sencillo versículo de Proverbios 20 se encierra una gran verdad: Dios tiene el control, yo no. Me toca a mí orar por la situación, buscar el consejo de Dios o de hijos suyos en quienes tenga confianza y vea sabiduría, pero al final, el resultado está en manos de Dios. Por mucho que me esfuerce en ocasiones lo entenderé y en otras no. Lo que creamos acerca de Dios en estos casos nos ayudará mucho: soberanía absoluta y amor inagotable. Dios es soberano y decide, no tiene que contar conmigo ni contigo. Su amor inagotable obra siempre a nuestro favor.

Por otro lado, hay ciertas situaciones que son meramente el resultado de nuestras decisiones, como lo afirma también este otro proverbio:

La gente arruina su vida por su propia necedad, y después se enoja con el Señor” (19:3).

¿Te diste cuenta? Estoy segura de que en muchas oportunidades o lo has visto o las vivido. Gente que cuestiona a Dios por las cosas que suceden a su alrededor y se olvidan de que sencillamente lo que les pasa es producto de malas decisiones. O de decisiones apresuradas:

Los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos tomados a la carrera conducen a la pobreza” (21:5).

La vida es una enorme decisión. Cada día contribuimos a esta, ya sea para bien o para mal. Por eso me gusta tanto el libro de Proverbios, porque contiene un caudal de sabiduría que si le prestamos atención, nos ayudará a que al menos la mayoría de nuestras decisiones sean acertadas. Y digo la mayoría porque no podemos olvidar que en nuestra humanidad el error siempre es posible.

Sigo trabajando en un proyecto ligado a este libro de Proverbios que espero y oro sea de gran bendición para tu vida. Así que por esa razón también hoy no escribo mucho, para poder dedicarle tiempo. Sé que tú, mujer como yo, entiendes que tenemos que andar haciendo malabares con el tiempo, así que te agradezco la gracia y paciencia que me muestras.

Te deseo un lindo fin de semana. No olvides consultar tus decisiones con el Señor, no apresurarte; y si algo no entiendes, confía. Dios sabe lo que hace, aunque a veces no nos lo parezca. ¡Él es el diseñador!

Bendiciones,

Wendy

¿Quisieras recibir estas publicaciones directamente en tu correo? Estás invitada a suscribirte. {Usa la casilla de arriba a la derecha y sigue las instrucciones. También recibirás gratis un libro devocional "Limonada para el alma", mi obsequio para ti.}


6 comentarios :

  1. ESTIMADA WENDY TE SALUDO, MI NOMBRE ES ANA , TE CUENTO QUE ESTOY LEYENDO TU LIBRO "LIMONADA PARA EL ALMA"Y ME GUSTA , Y BENDICE, TAMBIEN ME GUSTA EL LIBRO DE PROVERBIOS, HAY TANTA ENSEÑANZA EN EL ¡HOY LEI UN ENEMIGO PELIGROSO, SOBRE PROVERBIOS 24;10,SOBRE EL DESANIMO. ASI ME SENTIA DIAS ATRAS¡.Y DIOS MEHABLO POR ESE VERSICULO BENDICIONES Y ADELANTE¡¡

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, les habla Magda Guédez desde Venezuela. Quiero comentarles a ti querida Wendy y a ti estimada Ana que tanto Proverbios como los Salmos han sido la brújula que han dirigido mi vida dentro de mi convulsionado y querido país. No es fácil nuestra vida aquí, pero les puedo asegurar que leerlas a ustedes y todas sus recomendaciones siguen afinando mis sentidos espirituales, tan necesarios en estos tristes y crudos días. También puedo darles testimonio de la provisión diaria, segura y amorosa de nuestro amado Señor en medio de todo este mal. Mil gracias por sus palabras, mil gracias por ser instrumentos de paz y de amor...Mil gracias y bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Hola Wendy!
    Es lo maravilloso de nuestro Amoroso Padre y de la internet que se pueda dar este compañerismo a través de tu Blog El Señor te de Sabiduría como promete, para "tu Proyecto y del Señor", de PROVERBIOS. Aquella Palabra de "La Mujer Sabia" me hizo mas consciente de cuanta necesidad de Sabiduría tengo, ahora me duele tanto, cada que procedo como "la mujer necia" Cuánta esperanza tenemos en Sus Promesas, ciertamente ser Mujer Sabia NO ES misión imposible si seguimos Sus Diseños, Y si "del Señor son nuestros pasos" ¡Cuánta comunión y dependencia necesitamos! ¡Cuánto Temor y deseo de Agradarle cómo el Merece necesitamos. Gracias a ÉL por el Camino Nuevo y Vivo que nos ha abierto! Gracias porque esto a Profundizado a través del compañerismo que nos prestas, animando a conformarnos a Sus Diseños y Propósitos.
    Saludos desde México!!!gilda
    .

    ResponderEliminar