La mejor herencia

Más de una noche me he quedado despierta en la cama, contemplando el techo, con las lágrimas
calientes rodando por las mejillas, preguntándome si cuando crezcan solo recordarán mis errores, si los momentos malos opacarán los buenos, si podrán entender que con ellos aprendí a ser mamá…

Quizá te ha pasado a ti también.

Cada día de nuestra vida como madres estamos construyendo un legado para nuestros hijos. Algo que se quedará con ellos incluso cuando nosotras ya no estemos. Pero, ¿sabes?, a pesar de esas noches de lágrimas y de mis propias dudas he llegado a entender que ese legado no tiene que ser un ideal de perfección. ¡Al contrario! Esa meta es imposible de alcanzar y lo que tantas veces nos frustra y nos impide avanzar...

{PARA SEGUIR LEYENDO SIGUE EL ENLACE}


Te deseo un excelente fin de semana.

Wendy

Comentarios

  1. Que linda Wendy te ves con tus hijitos!!
    Dios les continúe bendiciendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario