Reflexiones de verano {celebrar siempre}

Un día mientras preparaba la cena, me puse a pensar en por qué guardamos tanto las cosas para los momentos “especiales” de la vida. Y es verdad, hay momentos así, que meritan cosas especiales; pero como lo indica su nombre, por ser especiales son pocos. Son más los cotidianos, los del diario, los que damos por sentado pero que no sabemos cuándo terminarán.


¿Celebras solo los días "especiales"? Hoy estoy por primera vez Dulce Fragancia y quiero invitarte a leer esta reflexión que surgió de un día común y corriente mientras preparaba la cena...

{SIGUE ESTE ENLACE 

 ¿Estás en Twitter? Te invito a visitarme allí.

Muchas bendiciones en tu fin de semana,

Wendy


Comentarios