Alza tus ojos en gratitud

¿Alguna vez te has detenido a mirar el cielo? Pudiera parecer una pregunta tonta pero en la sociedad que vivimos, al menos en Norteamérica, muy pocas veces nos detenemos a contemplarlo. Y cuando sí lo hacemos, poco se ve porque las luces de la ciudad nos impiden ver las estrellas.

Cuando mi esposo y yo éramos recién casados y vivíamos en otro país, a veces subíamos a la azotea de la casa a mirar las estrellas. Sí, era romántico, pero también era una experiencia de adoración. Observar juntos la maravilla del firmamento lleno de estrellas, unas aisladas, otras agrupadas. A él le gustaba mostrarme las constelaciones y explicarme las formas y los nombres de estas.

Nuestra casa de ahora, aunque en una ciudad muy grande, está en un área menos poblada y una noche mientras caminaba por el vecindario alcé los ojos  para mirar al cielo y me di cuenta de que hacía días que no lo hacía. Una vez más me dejó maravillada...

PARA LEER EL RESTO, SIGUE ESTE ENLACE, HOY ESTOY EN BIBLIAVIDA.COM Y CROSSWALK.COM.

Un versículo que puedes usar en la guirnalda de gratitud:

“Den gracias al que hizo los cielos con tanta habilidad. Su fiel amor perdura para siempre” 
(Salmos 136:5, NTV).

El viernes voy a compartirte mi gratitud por la oportunidad maravillosa que el Señor me regaló de poder ir a Cuba y compatir la Palabra de Dios con las mujeres de mi país natal.

Bendiciones,

Wendy

Acabas de leer “Alza tus ojos en gratitud”, parte del “Desafío a dar gracias 2014”. Considera dejar tu comentario.  ¡Gracias!

Para recibir las publicaciones directo en tu buzón, estás invitada a suscribirte. Usa la casilla que aparece arriba a la derecha. Podemos conectarnos también en Facebook y en Twitter.
 

Comentarios