miércoles, 22 de abril de 2015

Cuando quieres ser más que una mujer inteligente

Cuando escribí el libro “Una mujer sabia” tuve el honor de que el prefacio lo hiciera mi querida amiga Edurne Mencía, quizá la conozcas de “El viaje de una mujer”.  Ella me ha invitado hoy a su página y esto fue lo que compartí allí, el por qué escribí este libro.

____________________________________________________

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos vivimos en una decisión. ¡Piénsalo! Nos levantamos y decidimos qué vamos a hacer primero, si desayunar o vestirnos. Luego, frente al clóset o el armario, ¿qué me voy a poner? (¡esta decisión es mucho más sencilla para los hombres que para las mujeres!). Después decidimos qué camino tomar para llegar al trabajo o la escuela, qué haremos para almorzar, ¿comprar almuerzo o llevar algo de la casa? Y así, casi sin darnos cuenta, nos pasamos el día decidiendo. Claro está, estas decisiones son bastante fáciles y las tomamos prácticamente sin pensar mucho.

En cambio, aquellas cosas que consideramos grandes en la vida, aquellas decisiones mayúsculas como qué estudiar, con quién me voy a casar, dónde vamos a vivir, cuántos hijos tendremos, etc., esas las meditamos mucho más. O al menos así trata de hacerlo la mayoría de las personas.

Sin embargo, ¿qué te parece si te digo que tanto para las decisiones pequeñas como para las grandes necesitamos un componente esencial?...

PARA CONTINUAR LEYENDO, POR FAVOR, SIGUE ESTE ENLACE.


Para comprar el libro, haz clic aquí.

¿Quieres saber má sobre el libro? Aquí está el video promocional.

Y desde ya, muchas gracias por todas las palabras lindas de ánimo y apoyo que he recibido. ¡A Dios sea la gloria!

Bendiciones mil,

Wendy 

Acabas de leer "Cuando quieres ser más que una mujer inteligente", ¡te invito a dejar tu comentario! 


No hay comentarios :

Publicar un comentario