Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

De regreso al jardín

Imagen
Hace un tiempo, conversando con el Señor, le dije que quería que trajera a mi vida mujeres que compartieran anhelos y sueños similares a los míos; pues aunque conozco varias, la mayoría vive lejos de mí físcamente hablando. ¡Dios siempre nos sorprende! Hace unos meses conocí a Violeta Guerra, la directora general de Maestras del Bien. ¡Resulta que prácticamente somos vecinas! Mira si Dios responde con abundancia nuestras peticiones. 

Hoy tengo el gusto de tenerla aquí, en mi casa virtual. Te invito a leer su artículo y luego dejar tu comentario ¡porque habrá premios! {Detalles al final}

_________________________________
La mejor manera de comprender algo, es entendiendo el propósito por o para lo cual fue hecho. Para comprender la raza humana entonces, es importante entender el propósito de Dios al crearla.
El libro de Génesis, además de ser la introducción a la Biblia y la base de todas sus enseñanzas, es el recuento de la creación de Dios. Entre la infinidad de enseñanzas allí encontrad…

Confesiones

Imagen
Hace un tiempo estuve en una de esas fiestas que hacemos para honrar a futuras mamás. En Norteamérica las llaman “baby shower” y la idea es agasajar a la mamá y al bebé con regalos. En esta fiesta en particular le regalamos también a la mamá consejos. Sí, algunas de las otras mamás presentes les dimos pequeños consejos en base a nuestras experiencias.
Pero hoy quiero hablar de algo que empieza con la misma sílaba “con”, pero no son consejos sino confesiones. Creo que todas estaríamos de acuerdo con que es más fácil aconsejar que confesar, ¿no es cierto? Es difícil confesar errores, frustraciones, mentiras, sentimientos de incapacidad, etc.
La maternidad viene cargada de muchas cosas bellas e incomparables, pero también implica grandes renuncias. Confesemos. Al ser mamá tenemos que cambiar nuestro estilo de vida. Ya no podemos pasar tanto tiempo con nuestras amigas como lo hacíamos antes. El presupuesto cambia pues donde decía “para mí, para mí y para mí”, ahora tiene que decir: “pañale…

Para cuando al empezar la semana ya queremos descanso

Imagen
Ayer me volví a encontrar con este pasaje y se quedó dando vueltas en mi mente todo el día.
“Y él [Dios] dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso” Éxodo 33:14, RV 1960.
Es parte de una conversación entre Moisés y Dios. ¡Qué maravilloso debe haber sido escuchar esas palabras en vivo! Sin embargo, están registradas en la Biblia para que tú y yo las recordemos hoy, muchos siglos después.
Fue una promesa de Dios a Moisés quien estaba un poco atribulado por la responsabilidad que tenía por delante, dudaba de si podría hacerlo o no. Moisés sentía temor, y lo único que calmaría su temor, tal y como lo dice en esta conversación, sería la garantía de la presencia de Dios junto a él. Y Dios se lo promete.
Pero no solo le promete su presencia, su compañía sino que conforme a su naturaleza de bondad, que siempre da más de lo que pedimos o entendemos, le añade una frase que fue la que me dejó pensando a mí: te daré descanso.


¿Acaso no es eso lo que muchas veces anhelamos tú y yo? Descans…

Antes de que la escuela empiece otra vez {un mensaje de aliento}

Imagen
Los últimos días del verano siempre me ponen un tanto triste. Y no es por cuestiones climáticas, no es que me entristezca la llegada del invierno porque en realidad, donde yo vivo el invierno ya casi es un fenómeno atmosférico y no una estación.
No, lo que pasa es que mis hijos regresan a la escuela y se nos terminan los días lentos, sin tener que andar corriendo de un lado a otro, sin presiones. Se nos terminan los días de desayunos tarde y almuerzos juntos, escuchando Adventures in Odyssey. La vida regresa a la rutina del curso escolar.

Sí, es verdad, ahora quizá no tenga tantas interrupciones mientras escribo o trabajo, pero aun así los  extraño. No sé si te pase lo mismo a ti.
La realidad es que la vida es así, un ciclo, y tenemos siempre que disfrutar cada etapa. Y por eso hoy, cuando estamos a punto de comenzar otra vez la etapa de la escuela, quiero compartir contigo algunas ideas, y también pasajes bíblicos a los que podemos aferrarnos ahora que nuestros hijos regresan a la es…

El Dios genio de la lámpara

Imagen
Los deseos de mi corazón…. ¡son tantos! Algunos son viejos ya, otros han ido cambiando de color y forma con los años. A veces son buenos y a veces… 



Y el otro día mientras repasábamos con los niños este, que fue nuestro versículo de la semana, otra vez me puse a meditar en los deseos de mi corazón. Recuerdo cuando era una adolescente y leía este versículo, pensaba que si hacía todo lo que le agradaba a Dios, él —cual genio de la lámpara—, me daría todo lo que yo anhelara en mi corazón. 

Lo triste es que los años pasan y muchas veces seguimos pensando de la misma manera. Dios como el genio de la lámpara maravillosa que me dará “todas las peticiones de mi corazón”. 

Pero… ¿hasta qué punto es eso lo que promete Dios? 

¿Me acompañas a leer el resto? Hoy estoy en Whole Magazine en español.  Solo tienes que seguir este enlace


Wendy
Acabas de leer "El Dios genio de la lámpara", ¡te invito a dejar tu comentario

Porque ese hijo varón llegará a ser un hombre

Imagen
Aunque soy mujer, muchas veces no entiendo a las mujeres. Sí, seguro a ti te pasa lo mismo. Lo sé. En ocasiones me quedo sin palabras al ver cómo nosotras mismas contribuimos a cosas que detestamos. Déjame contarte.
Un día leí un comentario en una de las redes sociales que mostraba a una mamá con su hijo pequeño, en edad de escuela primaria, y decía algo así: “Chicas, prepárense que estoy criando un ‘rompecorazones’”. ¿En serio? 


¿En serio queremos que nuestros hijos varones se conviertan justo en aquello de lo que queremos proteger a nuestras hijas hembras y de lo que tanto nosotras mismas nos hemos protegido o la razón por la cual hemos sufrido?
Mamá que estás leyendo este artículo, ¿para qué o quién estás criando tu hijo varón? Sin darnos cuenta muchas veces los valores del mundo son los que definen nuestra mentalidad y la manera en que lo hacemos. Por alguna razón dejamos que la idea de “macho” domine nuestro hogar y nos olvidamos de que este niño al que tanto amamos fue puesto por …

Un hasta luego que me duele

Imagen
Hace cuatro años, cuando todavía no sabía cuántos más le regalaría Dios, escribí mi "Tributo a Delia". Delia fue muy abuela por parte de padre. Una mujer bella, por dentro y por fuera, con ojos verdeazules que siempre irradiaban paz porque la Paz, Jesús, vivió en ella durante 97 años.

Ayer nos separamos temporalmente. Quisiera decirte que estuve tan fuerte que no lloré... pero te mentiría. Lloré mucho. Dios no nos creó para morir y por tanto la muerte siempre nos afectará, siempre nos sorprenderá y nos causará un profundo dolor porque nos separa. Él puso eternidad en el corazón del hombre, dijo Eclesiastés, y la muerte, aunque es la puerta, nos duele.

Tengo muchos recuerdos tangibles de mi abuela, pero sobre todo tengo un caudal de aquellos que no se pueden tocar pero que se guardan muy hondo en las arcas del corazón.

Con mi abuela aprendí que lo más importante que podemos dejar como herencia es nuestro legado a los que vengan después. Si realmente queremos vivir en la memor…