Despedida de 2015

Me parece increíble que 2015 esté llegando al final, tan solo unos días y daremos la bienvenida a un año nuevo, otras 365 páginas para que el relato de nuestra vida continúe escribiéndose.

Cuando comencé este 2015 te hablé de algunos de mis planes y también de mi palabra para el año. Puedes leerlo aquí.

Ahora, casi 12 meses después, estoy más que agradecida a Dios y feliz porque llegué a la meta, por su gracia. Mi primer libro “Una mujer sabia” vio la luz. Y es que escribir un libro y publicarlo es algo así como tener un bebé. Lleva todo un proceso, y lo queremos como algo que es parte de uno mismo. A lo largo del camino aprendí muchas cosas pero sobre todo, corroboré una vez más que cuando estamos dentro del propósito de Dios y haciendo aquello a lo que nos ha llamado, ¡no hay felicidad comparable!  Me llena de alegría saber que las palabras que él puso en mi corazón ahora alcanzan a mujeres en tantos lugares, a las que quizá nunca pueda conocer en persona, pero nos une el anhelo de vivir conforme al diseño de Dios y su sabiduría.

En 2015 pude compartir la Palabra con muchos grupos diferentes, experiencias todas únicas y por las cuales solo puedo elevar mis manos al cielo y decir: “¡Gracias, Padre! ¡Tú lo hiciste!” Miro al 2016 expectante ante las nuevas puertas que se abrirán y los desafíos que también vendrán.


Mi palabra para 2015 fue “perseverar” y sí que tuve oportunidades para ponerla en práctica. Y seguiré haciéndolo. No olvides, nos toca perseverar en creer que Dios nos ama, que su plan es perfecto, que sus promesas se cumplen. Tenemos que perseverar en confiar, y confiar más, aunque todo parezca estar girando fuera de control. Hebreos 10:35-36 fue mi texto lema para este año y ha marcado una gran diferencia en mí: 
“Por lo tanto, no desechen la firme confianza que tienen en el Señor. ¡Tengan presente la gran recompensa que les traerá! Perseverar con paciencia es lo que necesitan ahora para seguir haciendo la voluntad de Dios. Entonces recibirán todo lo que él ha prometido”. 
Esto fue lo que escribí en enero y hoy lo ratifico: “Cuando pierda las fuerzas, perseverar. Cuando venga el desánimo, perseverar. Cuando surjan las dudas, perseverar. Cuando no quiera amar a alguien, perseverar. Cuando no quiera escribir, perseverar. Cuando la vida se vuelva difícil, perseverar”.

En 2015 mi esposo y yo cumplimos 20 años de casados. ¡Me parece que fue ayer! En estos 20 años la vida nos ha llevado por caminos que nunca imaginamos, pero Dios los conocía de antemano y nunca nos ha soltado. Hoy puedo decirte con toda certeza que el matrimonio es uno de los mejores “inventos” de nuestro Padre celestial. Y criar hijos, una de las misiones más desafiantes y a la vez más gratificantes en las que puedas participar.


También en 2015 me separé temporalmente de mi abuela Delia, la mujer que perseveró y perseveró para que la Palabra de Dios me alcanzara, me transformara y fuera la brújula de mi vida. El Señor le regaló 97 años y su legado me seguirá por siempre. ¿Mi meta? Dejar un legado similar en los que vengan detrás.

Estoy feliz de haber vivido 2015 y espero que tú también. No es que todo fuera color de rosa, no lo fue, pero cada día estoy viviendo bajo esta premisa: No busco la vida perfecta. Vivo la que Dios me regala, la abrazo y la disfruto. ¡Quiero marcar la diferencia para su gloria!

El año 2015 trajo a mi vida también personas nuevas con quienes he aprendido y estoy aprendiendo mucho, y con quienes estoy caminando este sendero llamado "Servir a Dios". Muy agradecida por cada una de ellas y la amistad que me regalan.

Y en 2015 esta familia virtual ha crecido mucho y te agradezco que seas parte de ella. Gracias por dejarme llegar a tu buzón con el mensaje del diseño de Dios para la mujer. Estamos celebrando Navidad y por eso quiero hacerte dos regalos. El primero, el capítulo uno de mi libro “Una mujer sabia”, por si no lo has leído todavía y quieres saber de qué trata. El segundo, una guía para estudiar Salmos 119. En 2015 me propuse leer varias veces el libro de Salmos, y lo hice. ¡Ha sido un banquete para mi alma! Solo tienes que seguir estos enlaces para recibir tus regalos:


Ahora, mi querida lectora, me despido de ti hasta enero de 2016. Mi familia y yo vamos a tomarnos unos días de descanso y necesito reponer las “baterías” de mi cuerpo, mi alma y mi espíritu. Te deseo todo lo mejor de nuestro Dios para el nuevo año. Que su propósito se cumpla en tu vida y que busques vivir cada día según el plan que él ha diseñado, persiguiendo su sabiduría y abrazando cada oportunidad de darle gloria.

¡Que tengas una Feliz Navidad! 

 Wendy 

Acabas de leer "Despedida de 2015", ¡te invito a dejar tu comentario!


Comentarios

  1. Buenos dias, Wendy, este a~o ha sido un a~o de renovación esafué mi palabra, de este a~o, fue transplantar muchas ideas, muchos pensamientso a nuevas tierras,para que ya planatdoas allí comiencen a dar sus frutos y al cosecha sea recogidoa por el Salvador, por el Creador de todos, gracias por cada blog que aunque me perdi algunos siempre han aliemntado mi alma de una manera grandiosa, saber que tengo ehrmanas en Cristo que perseveran dee sta manera es un motivo por el que cada dia me levanto y doy gracias por Tanto Amor, eRecibo esos regalos con mucho agradecimeinto pues seguiremos dejando el legadoa nuevas generaciones, el trabajo que Dios nos manado a hacer y lo hacemos para Su Gloria siempre, Dios bendiga tu vida, la vida de los tuyos y que derrame sobre Sus hijas misericordia y Gracia para seguir siendo sus labriegas fieles.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Wendy por todo lo que compartiste con nosotros durante es te 2015!

    ResponderEliminar
  3. Antes q nada gracias Wendy por el tiempo q te das para compartirnos palabras llenas de vida y fortaleza,tus mensajes han sido de mucha bendicion para mi vida asi como motivacion y fortaleza. Que este 2016 Dios te de una triple porcion de su espiritu, q te unja con aceite fresco. Disfruta tus vacaciones en familia!!! Quedo expectante porq declaro q viene un año sorprendente, ya tengo mi palabra para el 2016, me falta confirmar bien el versiculo clave. Gracias, gracias por compartir tus ideas!! Abrazos y bendiciones
    De Tamaulipas, Mexico

    ResponderEliminar
  4. Querida Wendy, espero que regreses con las baterias bien renovadas, y que el proximo año sea grandioso para ti y tu familia. Gracias por tu blog y por el tiempo que tomaste de tu preciada vida para darnos a las lectoras un poquito mas de Dios y de su sabiduria, amor y gracia. Espero que el Señor te inspire mucho mas para que sigas produciendo libros para nuestra bendición. Admiro la sencillez de tu blog y lo visito de vez en cuando, pues me inspira a soñar que algun dia yo podre realizar un blog asi, dedicado a las mujeres, e inspirado por la Palabra de Dios, abrazos! Roci

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todas por tan lindas palabras y cariño. ¡Bendiciones en 2016!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario