Mujer organizada por dentro: tu identidad

¿Te has preguntado alguna vez “qué eres”?

Muchas veces cuando nos hacen esta pregunta las respuestas son más o menos así: “Soy maestra. Soy dentista. Soy solo ama de casa. No hago nada, solo cuido de mis hijos. Soy secretaria. Trabajo en una fábrica. Soy estilista. Soy estudiante. Soy abuela.” Etc.

Lamentablemente el mundo en que vivimos nos ha hecho creer que nuestra profesión o aquello a lo que dedicamos nuestro tiempo es lo que nos define y clasifica. Y también nos ha hecho creer que cuidar de nuestra familia lleva necesariamente el adjetivo “solo”… “solo soy ama de casa”, “solo cuido a mis hijos”. Y aunque ese es tema para otro día, por favor, quítale el solo. No lo lleva… ¡al contrario!



Pero hoy quiero que antes de seguir leyendo tomes un papel, si tienes tiempo ahora y si no después, y escribas la respuesta a esa pregunta, pensándola bien. ¿Qué eres? Y cuando termines, quiero que leas esto que voy a poner aquí debajo y lo compares con lo que escribiste en tu papel.

Esto es lo que realmente eres si conoces a Dios por medio de Jesucristo. Ni más, ni menos. Lo que yo soy, lo que tú eres, no es una profesión, ni un título o la falta del mismo. No es lo que otros digan, ni lo que nosotras mismas nos digamos. Lo que yo soy, lo que tú eres, es lo que dice Dios. Punto.

¿Qué eres?
Hija de Dios. “Pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.” Juan 1:12. 
Ciudadana del cielo. “En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, donde vive el Señor Jesucristo; y esperamos con mucho anhelo que él regrese como nuestro Salvador”. Filipenses 3:20 
Amada y preciosa.Porque te amo y eres ante mis ojos precios[a] y dign[a] de honra”.
Isaías 43:4 
Mujer bendecida. “Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo”. Efesios 1:3 
Obra nueva de Dios. “Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús”. Efesios 2:10 
Miembro de la realeza. “Y [la] has transformado en un reino de sacerdotes para nuestro Dios. Y reinarán sobre la tierra”. Apocalipsis 5:10 
Amiga de Cristo. “Ya no los llamo esclavos, porque el amo no confía sus asuntos a los esclavos. Ustedes ahora son mis amigos, porque les he contado todo lo que el Padre me dijo.” Juan 15:15 
Propiedad de Dios que nadie le puede arrebatar. “No tengas miedo, porque he pagado tu rescate; te he llamado por tu nombre; eres mí[a]”. Isaías 43:1 
Libre. “Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús; y porque ustedes pertenecen a él, el poder del Espíritu que da vida los ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte”. Romanos 8:1-2 
Heredera de Dios. “Ahora ya no eres un esclav[a] sino un hij[a] de Dios, y como eres su hij[a], Dios te ha hecho su hereder[a].” Gálatas 4:7 
Alguien que produce fruto. “Ustedes no me eligieron a mí, yo los elegí a ustedes. Les encargué que vayan y produzcan frutos duraderos…” Juan 15:16 
Victoriosa. “…nuestra victoria es absoluta por medio de Cristo, quien nos amó.”
Romanos 8:37

Ahora, toma esta lista y ponla donde puedas verla. Guárdala en tu cartera. Cópiala en fragmentos más cortos, pero hazla tuya. Y la próxima vez que alguien te haga la pregunta, piensa en esto primero y luego dile: “¿Te refieres a qué me dedico o a quién soy realmente?” {Si deseas imprimir la lista, haz clic aquí.}

Una mujer organizada por dentro sabe quién es, y tener una identidad clara es un paso clave para el orden de nuestros sentimientos y emociones. Como hija de Dios, tu identidad está establecida en su Palabra. ¡Aprópiate de ella!

El viernes tendremos la última entrega de esta serie. Me encantaría escuchar tus comentarios.


Bendiciones,

Wendy

Acabas de leer "Mujer organizada por dentro: tu identidad", ¡te invito a dejar tu comentario 

Comentarios

  1. Muchas gracias, es una bendición poder leer tu Blogger. Bendice e mucho mi vida y me reta hacer mejor cada día con la ayuda del espíritu santo. Gracias Dios te siga bendiciendo caso día y en todo

    ResponderEliminar
  2. Bello,aveces lo olvido "que soy", Gracias

    ResponderEliminar
  3. Buen día Wendy. Me retrasé un poco, pero no quiero dejar pasar este momento para expresar lo encantada que estoy con este tema, aunque ya lo había leído, escucado en varias ocasiones y diferentes momentos de mi vida, hoy de verdad me ha bajado al corazón y he tomado la decisión de apropiarme de cada una de estas verdades. Gracias por compartir tus conocimientos. Que Dios te bendiga

    ResponderEliminar

Publicar un comentario