Cuestión de fruto y carácter {Estudio de Filipenses, día 2}

Algo que me gusta mucho de la Nueva Traducción Viviente es que al usar un español más actual, las cosas suenan como si alguien estuviera conversando con nosotros, de tú a tú. La primera vez que leí Filipenses completo en esta versión varios versículos saltaron a mi vista como nunca antes.


Quiero que entiendan lo que realmente importa, a fin de que lleven una vida pura e intachable hasta el día que Cristo vuelva.  Que estén siempre llenos del fruto de la salvación —es decir el carácter justo que Jesucristo produce en su vida— porque esto traerá mucha gloria y alabanza a Dios. Filipenses 1:10-11
Hoy vamos a hablar de “lo que realmente importa”…y tal vez te sorprenda saber que ese algo es nuestro carácter.
Quiero que entiendan lo que realmente importa… Pablo estaba a punto de decirles algo muy importante. ¿Y por qué estaba tan interesado en revelar esas verdades importantes? Él mismo responde: “a fin de que lleven una vida pura e intachable hasta el día que Cristo vuelva”. Esa es la meta. Así que, prestemos atención porque ahora viene la primera pepita de oro.


Que estén siempre llenos del fruto de la salvación —es decir el carácter justo que Jesucristo produce en su vida. Toma unos segundos y vuelve a leer ese versículo, despacio. ¿Lo captaste? Lo realmente importante es que estemos llenos del fruto de la salvación…y ese fruto es el carácter justo que Cristo produce en nosotros. ¿Frase clave? Carácter producido por Cristo.

La Real Academia da varias definiciones para esta palabra, pero hay dos en las que quiero detenerme y que las vinculemos con lo que Pablo nos dice:
Carácter: Conjunto de cualidades… propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás.

Eso es nuestro carácter. Algo con lo que tantas veces luchamos porque ese conjunto de cualidades a menudo no son lo que quisiéramos, ¿cierto? Sin embargo, Pablo nos dice que el fruto de nuestra salvación es el carácter justo. El fruto, es decir, el resultado. La salvación que Cristo nos dio en la cruz, además de implicar para nosotros vida eterna y perdón de pecados, implica también vida nueva, vida transformada. Carácter justo…producido por Cristo.
Interesante que otra acepción de carácter dice:
Señal o marca que se imprime, pinta o esculpe en algo”.

Es decir que ahora nuestro carácter es una señal de Cristo en nosotros.  Él la puso ahí. Eso me desafía mucho. ¿Y a ti? ¿Y sabes por qué el desafío? Por lo que dice el final del versículo: “porque esto traerá mucha gloria y alabanza a Dios”.  El fruto de Cristo en mi vida debe ser para gloria y alabanza de Dios. Sin embargo, tantas veces mi carácter produce cualquier cosa menos gloria y alabanza a Dios. Con honestidad lo digo.
¿Cuál es la esperanza entonces? CRISTO. Es Cristo quien va produciendo en nosotros el cambio; es un proceso, una obra en construcción. Y para ello Dios usa al Espíritu Santo.
Regresando al principio, Pablo tenía un mensaje claro para los filipenses, y para nosotros. Entendamos lo verdaderamente importante: nuestro carácter, aquello con lo que la gente interactúa cada día. Y ese carácter es para darle gloria y alabanza a Dios, es la verdadera señal de la obra de Cristo en nosotros. No puedo decir que soy de Cristo, cristiana, y reflejar con mi carácter todo lo contrario.
Mi querida amiga, yo quiero entender lo que es realmente importante, ¿y tú? Quiero un carácter que refleje a Cristo, que verdaderamente muestre a los demás su obra en mi vida. Y eso solo lo logro rindiéndome a la obra diaria de su Espíritu en mí. Lo necesito, oh sí, ¡cuánto lo necesito! ¿Tú?
¿Quieres pedírselo a Dios conmigo?
Señor, hoy vengo delante de ti para pedirte que hagas abundar en mi vida el fruto de tu Espíritu Santo. Quiero que mi carácter sea para tu gloria y alabanza. Ayúdame a poner en práctica lo que me revelas en tu Palabra. Como dijera el salmista: crea en mí un corazón justo y renueva un espíritu recto dentro de mí. Que otros puedan ver en mí el fruto de tu presencia: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, humildad y control propio. Perdóname cuando decido actuar de otra manera. Gracias porque tu obra en mí seguirá hasta el día de Jesucristo. En su nombre te lo pido, amén. 

El viernes tendremos el resumen de esta primera semana, con algunos datos extra para aumentar nuestro conocimiento bíblico. Me encantaría escuchar tus comentarios, lo que has aprendido, y demás. ¡Gracias!

Bendiciones,

Wendy 

Acabas de leer "Cuestión de fruto y carácter {Estudio de Filipenses, día 2}", ¡te invito a dejar tu comentario!  

Para recibir las publicaciones directo en tu buzón, estás invitada a suscribirte. Usa la casilla que aparece arriba a la derecha (versión web).
 

Comentarios

  1. Hermosa y dulce confrontación!! Dios me ha hablado a través de su palabra y anhelo al igual que usted Wendy reflejar el carácter de Cristo en mi.

    ResponderEliminar
  2. Wow! Y cuan fuerte es la lucha!...Esta palabra ha hablado a mi vida pues ésta es un área que debo mejorar. Qué bueno es Dios!..Él siempre contesta nuestras oraciones y nos ayuda en todo pues quiere que seamos igual a Él. Hermoso estudio! Amén! Que su carácter se refleje en mí!��

    ResponderEliminar
  3. Si dejáramos que sea El el que se viera en nosotros cuantas personas serian salvas... Es de verdad muy importante dejar que su Espíritu trabaje en mi para dar su fruto

    ResponderEliminar
  4. Dejemos que se vea su carácter en nosotros, trabajando su Espíritu en mi...

    ResponderEliminar
  5. Ciertamente Wendy, lo que el Señor quiere transformar en nuestra vida es nuestro caracter y hacernos a la imagen de ntro Señor Jesucristo , y si, yo tambien quiero ser como él par alabanza y gloria del Padre, el Señor nos ayude a ser discipilas enseñables y corregibles , saludos.

    ResponderEliminar
  6. Ciertamente Wendy, lo que el Señor quiere transformar en nuestra vida es nuestro caracter y hacernos a la imagen de ntro Señor Jesucristo , y si, yo tambien quiero ser como él par alabanza y gloria del Padre, el Señor nos ayude a ser discipulos enseñables y corregibles , saludos.

    ResponderEliminar
  7. Wow que fuerte Dios hablandome y llamandome hacer las cosas bien.. no Cómo hasta ahora.. mi carácter implica mucho

    ResponderEliminar
  8. El carácter de Jesucristo en mí... Aún estoy lejos de esta meta aunque prosigo, Dios ponga en mí el hacer, porque el querer ya lo tengo!

    ResponderEliminar
  9. Bendiciones hermana, encantada con la enseñanza me siento identificada con la palabra que dio, sigo estudiando con ustedes Filipenses. Soy una esclava de Cristo Dios le siga usando =)GE

    ResponderEliminar
  10. Wow! Hermosa la palabra de Dios. Que me enseña y me habla a mi vida y ser Como El en todo momento porque el vive en mi y tengo que resplandecer con mi caracter y estilo de vida.

    ResponderEliminar
  11. Wow! Hermosa la palabra de Dios. Que me enseña y me habla a mi vida y ser Como El en todo momento porque el vive en mi y tengo que resplandecer con mi caracter y estilo de vida.

    ResponderEliminar
  12. Waoooooo que Dios se refleje en mi caracter y que el lo siga moldeando...

    ResponderEliminar
  13. Buen día Wendy Muchas gracias por compartir este conocimiento. Mi lucha en este momento es esa precisamente actuar guiada por el Espíritu Santo y se me dificultado muchísimo. Pero fiel es Dios y no desfalleceré.

    ResponderEliminar
  14. Poderosa Palabra mi querida Wendy! Gracias por compartir con nosotras lo que Dios te va mostrando. Te mando un abrazo grande y fraternal. Dios te bendiga y guarde siempre!

    ResponderEliminar
  15. Amén!!! Le pido a Dios que a diario sea reflejado El en mi para presentar un caracter digno,en mi dia a dia

    ResponderEliminar
  16. Wooooooo que hermoso como Dios utiliza a personas para hablarnos a través de ellas...gracias por este estudio...como me identifico ya que lucho con mi carácter pero se que cuento con la ayuda del Espíritu santo y se que poco a poco podre mostrar el carácter de Cristo en mi vida ...gracias Wendy por compartir Dios te siga utilizando bendiciones.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario