Para cuando estamos perdiendo el enfoque

Apenas unos días y comenzará septiembre. ¡El año pronto llegará al final! La vida pasa rápido, eso es algo que nadie tiene que decirnos. Pero gracias a Dios que nos regala la oportunidad de vivir, de crecer, de experimentar tantas emociones y experiencias diferentes que poco a poco van conformando la historia de nuestra vida.

No obstante, porque el tiempo va tan rápido y porque la velocidad a veces nos hace perder el enfoque en lo que realmente importa, hoy quiero regalarte estas palabras. Quiero invitarte a recobrar el enfoque. Incluso si lo deseas y crees que pueden ayudarte, te sugiero imprimirlas y ponerlas donde las veas o donde las tengas a mano, para poder recordarlas a menudo.


Hoy decido volver a enfocarme...
Me enfoco en la verdad de Dios porque mis pensamientos muchas veces divagan e intoxican mi alma.
Me enfoco en la bondad de Dios, en su misericordia y gracia para conmigo porque así tendré un corazón agradecido; y la gratitud honra a Dios.
Quiero enfocar mi corazón en actitudes puras y dignas que reflejen a Cristo porque de no hacerlo, las viejas actitudes pudieran querer empañarlo. 
Al comenzar esta semana me enfoco en cumplir con el llamado de Dios a mi vida como esposa, madre y sierva, porque de eso se trata. Darle gloria a él. 
Me enfoco en amar a mi familia, en hacerles sentir amados, porque el tiempo que tengo con ellos en esta Tierra está limitado.
Me enfoco en hablar palabras de vida, palabras que alienten y sanen. Me enfoco en decir solo aquello que pueda edificar.
Me enfoco en ser una mujer sabia a la manera de Dios porque la sabiduría es el mejor vestido que puedo llevar y nunca envejece ni pasa de moda. Y porque solo así podré vencer las batallas y desafíos que tengo por delante.
Decido enfocarme en ver a los demás como los vería Jesús.  
Hoy decido enfocar mis energías en vivir como Dios lo diseñó porque no hay otra manera mejor ni posible de disfrutar todo lo que el Creador y Señor tiene para ti y para mí.

Muchas bendiciones, ¡vivamos enfocadas en la vida que Dios diseñó!

Wendy

Acabas de leer "Para cuando estamos perdiendo el enfoque ", ¡te invito a dejar tu comentario

Para recibir las publicaciones directo en tu buzón, estás invitada a suscribirte. Usa la casilla que aparece arriba a la derecha (versión web). 

Comentarios

  1. Que buen artículo Wendy! Me llego justo a tiempo. Hay algunos cambios que Dios está haciendo en mi familia y muchas veces tiendo a desenfocarme cuando siento incertidumbre en mi vida. Pero mi oración siempre ha sido la del famoso puritano Jonathan Edwards "Sella eternidad en mis ojos, oh Dios" Que Dios me ayude a fijar mis ojos en las cosas que realmente tienen importancia y valor eterno. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Kathy. Bendiciones.

      Eliminar
  2. Amada Wendy ...gracias, muchas gracias....hoy decido seguir enfocada en vivir como Dios lo diseño!.
    Que bendición..!
    Bendiciones!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario