miércoles, 30 de noviembre de 2016

Gracias, y otro regalo para ti

Termina noviembre y con él nuestro “Desafío a dar gracias 2016”. Quiero dar gracias a Dios porque ha sido infinitamente bueno. Incluso cuando a nivel material no veamos bendiciones, o quizá las circunstancias no sean lo que soñamos o anhelamos, si tenemos a Cristo, ya hemos sido bendecidos con bendiciones que van más allá de lo que se puede ver o palpar. Tenemos bendiciones espirituales, eternas, que no dependen de nada que podamos hacer por nuestra cuenta. Son un regalo de Dios.


La gratitud no es cuestión de mis circunstancias ni de cómo me siento, es un reconocimiento de quién es Dios y de su bondad para conmigo. Es aprender a ver su mano protectora, su amor inagotable, su fidelidad inmutable.  

Vivir dando gracias no es algo que debemos reservar para un mes o un día, es hacerlo parte de nuestra esencia, dejar que nuestro actuar y nuestro hablar transpiren gratitud porque así es en nuestro corazón.

Y por eso quiero también darle gracias a Dios por ti, lectora que lees estas líneas. Aunque escribo porque es mi llamado y mi pasión, tú también juegas un papel crucial en este blog. Gracias por permitirme llegar a tu buzón y compartir contigo lo que Dios me enseña, lo que estoy aprendiendo, lo que vivo, mis errores, mis alegrías y tristezas. Gracias por los comentarios, por los mensajes y las palabras de aliento.

Y como gratitud, quiero hacerte hoy otro regalo. Quizá ya lo recibiste antes, pero puedes compartirlo con alguien más. Se trata del primer capítulo de mi libro “Una mujer sabia”. En este enlace lo puedes descargar. Si deseas tener una copia del libro completo, en este otro enlace lo puedes encontrar.

Ya estamos a las puertas de la Navidad, así que en diciembre compartiremos sobre el tema aquí en el blog. Si quieres conocer un poco sobre lo que realmente significa esta celebración, en este devocional encontrarás varias lecturas.

Por hoy me despido, nuevamente dándole gracias a Dios por toda su bondad para con nosotros.

¡Bendiciones!


Wendy

Acabas de leer "Gracias, y otro regalo para ti", ¡te invito a dejar tu comentario

2 comentarios :

  1. Muchas bendiciones Amada Wendy, como siempre es una bendición leer tu blog, muy edificante.
    Gracias, muchas gracias, el Señor te siga usando!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias mil por sus escritos son mensajes que me an hecho reflexionar, leerlos me agradan mucho y me edifican Espiritualmente.
    Nuestro Padre Celestial le siga usando para edificar a otros dia a dia. La deseo las mas ricas bendiciones a usted y a toda su familia venidas de nuestro Señor Jesucristo Dios bueno y misericordioso.

    ResponderEliminar