Amargura, el aparente final que fue el principio {Caminando con Jesús, última lección}

Mi querida lectora, hemos llegado al final del estudio de Marcos que ocupó los primeros dos meses de 2017 en este blog.

Doy gracias a Dios porque para mí siempre es bendición explorar a fondo su Palabra, y espero que así lo haya sido también para ti.


En la lección de hoy hablaremos de amarguras, remordimientos, y restauración. También de un final oscuro que en realidad dio inicio a una esperanza eterna.

Para descargar la lección, sigue este enlace.

Quiero exhortarte a hacer del estudio de la Biblia un hábito. Como ves, no es tan difícil, pero no podemos conocer bien a Dios si no conocemos su Palabra, pues en ella él nos revela a Jesús. Estudiar la Biblia no es algo que hacemos para pasar un examen ni marcar algo de la lista de “deberes”. ¡Para nada! Estudiar la Biblia es llenarnos de vida pues Dios mismo nos dice que esta es “viva, eficaz”, su Palabra es la lámpara que guía nuestro camino, es aliento, es consuelo. Memorizarla es crucial pues lo que llene nuestra mente llenará nuestro corazón.

Y, antes de concluir, si has seguido este estudio, ¡me encantaría escuchar tus comentarios! Siempre son muy bien recibidos. ¡Gracias!


Bendiciones,

Wendy

Acabas de leer "Amargura, el aparente final que fue el principio {Caminando con Jesús, última lección}", ¡te invito a dejar tu comentario!  

Comentarios