Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

La mujer sabia y sus amigas

Imagen
La mayoría de las mujeres disfrutamos tener amigas, nos gusta compartir con ellas, hacer cosas divertidas juntas, las necesitamos. Sin embargo, tenemos que aprender a ser sabias a la hora de escoger nuestras amigas. Y una vez más, el libro de Proverbios nos va a ayudar. 
Lo primero, si quieres tener buenas amigas, sé tú una amiga excelente.   Lo segundo, escoge bien. Muchas veces nos apresuramos a concederle el título de “amiga” a una compañera de escuela o de trabajo a quien conocemos solo en ese contexto. Tener amigos verdaderos toma tiempo, años. Las amistades reales se forjan al vivir experiencias, pasar juntos momentos buenos y sobre todo malos, tener altas y bajas. Una hija de Dios necesita entender esta verdad: puedes tener muchas amistades pero tus amigas del alma tienen que ser hijas de tu mismo Padre. ¿Por qué soy tan categórica? Porque 2 Corintios 6:14-15 aplica a todo, no solo al matrimonio. ¿Estoy diciendo que no puedes tener amistades que no sean cristianas? ¡Claro que …

Seis ideas para vivir mejor

Imagen
Hace un tiempo escribí este artículo y me parece oportuno compartirlo hoy contigo ya que hemos estado hablando de enfocarnos y aprovechar sabiamente los días que Dios nos regala. ¡Espero sea de bendición!

Por alguna razón cada vez que pensaba en el artículo para hoy estas palabras venían a mi mente: “... maneras de vivir mejor tu semana”. Y aunque todavía no me explicó por qué, decidí pensar un poco en el asunto y esto fue lo que salió. 
Al final de cada punto incluí un proverbio porque ese libro de la Biblia está lleno de sabiduría. Mi deseo es, como siempre, que te sea de bendición y que este blog de hoy aunque muy breve sirva para ayudarte a vivir la vida un poco más cerca de la manera en que Dios la diseñó: abundante y plena. Sustituyamos la queja con una acción de gracias. Es decir, cada vez que nos veamos tentadas a quejarnos por algo, pensemos en algo por lo que podamos dar gracias. Verás cómo la queja palidece. "Es mejor vivir solo en el desierto que con una esposa que se q…

¡Se vale decir "no"!

Imagen
“Me encantaría ayudarte, pero de veras no puedo añadir más cosas a mi vida en este momento”. Esa fue la respuesta que tuve que dar no hace mucho a alguien que me pidió ayuda, quería que fuera parte de un determinado comité.  E hice algo que por muchos años no había podido hacer. Decir “no”. Supongo que toma  muchas horas de cansancio, estrés, y sobre todo análisis y reflexión para llegar a entender que decir “no” no es pecado ni tampoco el fin del mundo.
Antes de que pienses que es egoísta, cómodo y hasta poco espiritual decir que no, permíteme ahondar un poco más en el tema.

A mí siempre me ha gustado participar en muchas cosas. Creo que es algo intrínseco a mi personalidad. Desde niña ha sido así. Sin embargo, a medida que la vida avanza nuestro nivel de responsabilidad también aumenta y vale mucho que aprendamosel secreto de la gente verdaderamente exitosa: prioridades
Somos responsables de nuestro tiempo. Muchas cosas pueden demandar nuestra atención, pero no todas pueden tener pr…

Cuando luchamos con los deseos de nuestro corazón

Imagen
Los deseos de mi corazón…. ¡son tantos! Algunos son viejos ya, otros han ido cambiando de color y forma con los años. A veces son buenos y a veces…

Hace un tiempo, mientras repasábamos con nuestros hijos este versículo, otra vez me puse a meditar en los deseos de mi corazón. “Confía en el Señor y haz el bien; entonces vivirás seguro en la tierra y prosperarás. Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.” Salmos 37:3-4 Recuerdo cuando era una adolescente y leía este versículo, pensaba que si hacía todo lo que le agradaba a Dios, él —cual genio de la lámpara—, me daría todo lo que yo anhelara en mi corazón.
Lo triste es que los años pasan y muchas veces seguimos pensando de la misma manera. Dios como el genio de la lámpara maravillosa que me dará todas “las peticiones de mi corazón”.
¿Y acaso no es eso lo que tanto escuchamos ahora? “Confiésalo y será tuyo…el carro, la casa, el trabajo, los millones”, y quién sabe cuántas cosas más. Pero… ¿hasta qué punto es eso lo …

Para cuando la vida duele y nos parece que Dios no entiende

Imagen
Oucrrió hace varios años ya. Su corazoncito tan joven estaba deshecho ante las palabras duras de una amiguita. Y yo trataba de secar las lágrimas y de mitigar el dolor…pero en realidad, dentro de mí, tenía deseos de salir corriendo porque sé que hay dolores que no podemos mitigar. Y quería también, como dicen por ahí, “cantarle las 40” a esa niña que había herido el corazón de mi primogénita. Pero, ¿acaso no lo he hecho yo también?
Mi corazón de mujer adulta también se duele a veces, quizá no tanto por las palabras dichas como por las no dichas. Cuando la amiga de la cual esperamos quizá no nos da las palabras de ánimo o el apoyo. ¿Y cuando no las he ofrecido yo?
Dolores que no podemos mitigar.
Con todas esas cargas me senté delante de Dios, más bien a quejarme. Y él, como todo un caballero paciente escuchó mi letanía y después susurró a mi corazón: “Yo lo sé, yo entiendo. Yo soy Padre y vi a mi hijo sufrir, traicionado por amigos, burlado, abandonado…lo vi morir. Yo te entiendo.”
A vece…

Lo que un verano con "súper luna" me enseñó

Imagen
Era de madrugada y me levanté a mirar por entre las persianas. Ahí estaba, la súper luna. De no haber sido por algo que leí en las redes, no hubiera sabido que se vería esa noche pues estando de vacaciones, menos todavía me ocupo de las noticias.



Y quizá te preguntes por qué estoy hablando aquí de la luna. Bueno, al otro día me levanté pensando en cómo me gustaría parecerme a la luna… me explico antes de que creas que el calor del verano me está afectando la cabeza. 😉
Primero pensé en la belleza de su luz… ¡que no es propia! Recuerdo que esa es una de las primeras cosas que nos enseñan en la escuela cuando comenzamos a estudiar ciencias. “La luna no brilla con luz propia, es un reflejo del sol.” Lo interesante es que así se supone que sea mi vida también. No que busque brillar con mi propia luz, porque en realidad, la luz humana no es lo suficientemente fuerte como para iluminar la noche de este mundo. Mi vida, y la tuya, deben ser un reflejo de Aquel que en el principio creó la luna …

Cuando de usar las redes sociales se trata (y te comparto una noticia)

Imagen
La naturaleza de mi trabajo y ministerio hace que pase gran parte del tiempo frente a la computadora y eso implica que tenga muchas interacciones "cibernéticas". 
Hace años, cuando todavía no existía este blog, ni tenía presencia en las redes a nivel público, me ponía a pensar cómo podía hacer mi parte para extender el reino de Dios. Cómo alcanzar otras vidas, cómo ser una influencia a nombre de Cristo.

Entonces llegué al mundo de Facebook, hace casi 10 años. Lo descubrí "por casualidad”.  Al principio fue meramente la emoción de volver a conectarme con amistades de quienes no había sabido en mucho tiempo. Sin embargo, poco a poco comencé a descubrir un mundo de posibilidades, una ventana de influencia que se abría desde la pantalla de mi computadora. Y bueno, luego vino el blog {aquí puedes leer un poquito de esa historia}, la página pública en Facebook, luego Twitter, Instagram, Pinterest
Sí, las redes sociales ya son parte de mi vida, y probablemente de la tuya tambié…