Ideas para una Navidad más familiar

Navidad también es tradiciones, sea que la palabra nos guste o no. Para dejar las cosas claras, Cristo no es una tradición. Cristo es una realidad y el motivo por el cual celebramos la Navidad. Punto.

Ahora bien, las tradiciones tienen un valor tremendo: unen a las familias, dan sentido de seguridad a los niños y con los años se convierten en un caudal de recuerdos que disfrutamos y agradecemos.


Lo más importante de tener una tradición familiar es que las compartimos y disfrutamos con nuestros seres queridos. No estresarse demasiado porque entonces pierden el encanto. (Les confieso que me ha pasado, y por eso escribí este otro artículo.) La primera navidad fue muy sencilla, aprendamos de ella y no nos compliquemos tanto.

Tengo muchos recuerdos lindos de lo que era tradición en mi familia cuando llegaba la Navidad siendo niña. Como ya te he contado, en el país donde nací y crecí por muchos años la Navidad solo se celebraba en las iglesias y familias cristianas. Así que todo lo relacionado con esta fecha era una rareza para el resto de la gente, a excepción de la cena de Noche Buena que sí muchos seguían celebrando aunque fuera sin llamarle de esa manera.

Recuerdo que mis abuelos escuchaban una estación cristiana de los Estados Unidos, por onda corta; y cada año en Navidad esa estación ponía una obra de radio-teatro llamada “El regalo de los reyes magos”. ¡Me fascinaba escucharla! Años después descubrí que se trataba de un cuento corto del escritor norteamericano O. Henry. En este enlace puedes leerla y hasta compartirla con tu familia. Hace un tiempo la leí con mis hijos y les encantó. (¡Después reconocieron que Walt Disney hizo una versión con Mickey y Minnie Mouse!)

Ahora que ya tengo mi propia familia hemos ido creando nuestras propias tradiciones navideñas y te comparto algunas.

El fin de semana de Acción de Gracias ponemos juntos el árbol y adornamos la casa… ¡muchas veces escuchando música navideña!

Hacemos galletas para compartir con familia y amigos. Mis hijos lo disfrutan muchísimo y es un tiempo divertido. Sé que cuando crezcan, no lo olvidarán.

A veces hemos “acampado” en la sala de la casa, cerca del árbol, leemos historias navideñas o vemos una película, y ahí nos dormimos. El clima de la Florida no es muy bueno para acampar afuera, así que lo hacemos dentro.

El día de Navidad oramos juntos antes de abrir los regalos. A veces hemos horneado un pastel para celebrar a Jesús, como si fuera su cumpleaños.

Durante todo diciembre cada día en nuestro tiempo devocional juntos leemos los pasajes relacionados con la primera Navidad: Jesús, su nacimiento, su misión al venir al mundo, etc.

Cuando vamos en el carro escuchamos canciones navideñas y ya son parte de nuestro fondo musical 
durante el mes de diciembre.

Verás, Dios está a favor de que tengamos nuestras tradiciones. Desde que constituyó a su pueblo estableció celebraciones que ellos debían conservar.

La primera fue la Pascua, para conmemorar la liberación de la esclavitud, y luego la de los Tabernáculos o Enramadas para recordar el tiempo que vivieron como peregrinos en el desierto. (Puedes leer sobre esto en Éxodo 34 y Deuteronomio 16.) 

En la época del Nuevo Testamento Jesús instituyó una nueva tradición, que hoy conocemos como Santa Cena. ¿Para qué? Para recordar su sacrificio y a la vez anunciarlo a otros. ¿Cuál es el denominador común de todas estas tradiciones? Dios. El centro de ellas es recordar lo que Dios ha hecho y comunicarlo por generaciones.

Las tradiciones son para celebrar algo especial, ¿y qué más especial que el nacimiento de nuestro Salvador?  Cada familia tiene sus propias tradiciones, algunas únicas y otras no. Pero te invito a que lo hagas. Los años pasan, los hijos crecen y el tiempo se nos va, pero todos estos recuerdos nos acompañarán no importa si tenemos 30, 40 u 80 años.  

Sobre todas las cosas, ¡centra tus tradiciones en el corazón de la Navidad: Jesús!

Y ahora una pregunta, ¿qué tradiciones navideñas tiene tu familia? ¡Anímate y déjanos tu comentario! 

Bendiciones,

Wendy

Acabas de leer "Ideas para una Navidad más familiar", ¡te invito a dejar tu comentario   

Comentarios

  1. Hola queremos leer el libro una mujer sabía en nuestra reunión de damas de la iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra mucho saberlo! Si desean adquirirlo, está disponible en amazon. ¡Bendiciones mil!

      Eliminar

Publicar un comentario