Algo que puedes hacer para tener un año diferente

Un nuevo año. No sé a ti ¡pero a mí me parece increíble que ya estemos en 2018! En estos últimos días he estado haciendo un inventario de lo que fue 2017 para mí. Cada año que termina nos presenta la oportunidad de dar un vistazo a nuestra vida y ver dónde crecimos, dónde todavía nos queda mucho por andar. ¿Por qué es bueno esto del inventario? Las razones son varias, pero una que creo encabeza la lista es esta: nuestro tiempo en este mundo es corto, realmente muy corto. Y Dios nos llama a aprovechar el tiempo y no desperdiciarlo. De hecho, nuestros días aquí son un regalo que él nos ha hecho y debemos administrarlo bien.
"Enséñanos a contar bien nuestros días,
para que nuestro corazón adquiera sabiduría." (Salmos 90:12, NVI)
Si hace un tiempo que lees este blog tal vez recuerdes que cada año le pido a Dios una palabra o frase que me sirva de enfoque. Por lo general he visto que esa palabra indica algún aspecto de mi vida en el que todavía queda mucho por hacer. Y claro, junto con esa palabra viene un pasaje bíblico. Es curioso que este año primero llegó a mí el pasaje bíblico y de ahí la palabra… o más bien la frase.

Pero antes de compartir contigo cuál será mi palabra/versículo para 2018, quiero invitarte un poco a la reflexión, y lo haré de manera sencilla, mediante preguntas. ¿Una sugerencia? Responde a ellas por escrito, no lo hagas mentalmente. ¿Por qué? Porque al escribir podemos expresar mejor lo que estamos pensando, porque quedará plasmado y te servirá de referencia, y porque además es un ejercicio que tiene muchos beneficios para nuestro cerebro ¡y eso siempre es bueno! Ya sé que no a todos les gusta escribir, pero si poco a poco desarrollas el hábito, verás que se hace más fácil y hasta puedes llegar a disfrutarlo.

Bueno, vayamos a las preguntas.

Inventario del 2017
  • ¿Qué fue lo mejor que te sucedió en 2017? ¿Qué cosas no quisieras olvidar nunca de ese año?
  • ¿Cómo creció tu relación con Dios en 2017? ¿Qué fue lo que ayudó o impidió el crecimiento?
  • Con toda honestidad, ¿a qué dedicaste la mayor parte de tu tiempo en 2017?
  • Si pudieras cambiar algo de 2017, y que no dependa de otros sino de ti, ¿qué sería?
  • ¿Leíste algo en 2017, además de la Biblia? (¡Surfear la internet no cuenta!)
  • ¿Tuviste alguna palabra o tema para tu vida en 2017? ¿Viste algún cambio en tu vida como resultado?  

Pensando en 2018…
  • ¿Qué quisieras hacer diferente este año? (No hagas una lista demasiado larga, piensa y quizá enfócate en unas tres cosas.)
  • ¿Has escogido algún plan de lectura bíblica? (Yo decidí leer la Biblia en un año pues hace un tiempo no lo hago.)
  • ¿Qué puedes hacer para mejorar tu salud física en 2018?
  • ¿Cómo pudieras mejorar tus relaciones interpersonales (reales, no virtuales) en 2018?
  • Si eres esposa o mamá, ¿de qué manera pudieras servir y bendecir mejor a tu familia en 2018?
  • ¿Cómo puedes honrar más/mejor a Dios en tu trabajo o roles en 2018?
  • Si no eres una lectora ávida, ¡decide comenzar este año! Un pequeño paso a la vez. Escoge quizá un libro por mes. Leer es clave para crecer, para ser mejores líderes, para enriquecer nuestro vocabulario y cultura general. Eso sí, escoge sabiamente tu lectura. No pierdas tiempo en lo que no edifica.
  • Y, por último, si nunca lo has hecho, te animo a tener una palabra y versículo para el año. En lugar de tener muchas metas que casi siempre terminan en nada, esa palabra y versículo te pueden servir de faro para todas las esferas de la vida.

Mi versículo para 2018 está en Proverbios 4:23.
"Sobre todas las cosas cuida tu corazón,
porque este determina el rumbo de tu vida." (NTV)
En este enlace encontrarás una imagen del mismo que puedes imprimir si gustas. 😍

Mi querida lectora, te deseo un feliz 2018. Te invito a continuar aprendiendo a vivir como Dios lo diseñó, ¿me acompañas?

Bendiciones,

Wendy

Acabas de leer "Algo que puedes hacer para tener un año diferente", ¡te invito a dejar tu comentario! 


Comentarios

  1. Gracias Wendy. Excelentes reflexiones. Mi versículo en este año sera *Eclesiastes 4:6* Más vale un puño lleno con descanso, que ambos puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu. Necesito vivir una vida sencilla en que mi prioridad sea Dios y cumplir los propósitos que Él tiene para mí. Deseo de corazón dejar los afanes y preocupaciones que sólo dañan mi vida. Disfrutar de la presencia de Dios y de las bendiciones que me ha dado, como mi esposo, hijos y familia. Un abrazo
    😘😘😘

    ResponderEliminar
  2. Gracias Wendy. Excelentes reflexiones. Mi versículo en este año sera *Eclesiastes 4:6* Más vale un puño lleno con descanso, que ambos puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu. Necesito vivir una vida sencilla en que mi prioridad sea Dios y cumplir los propósitos que Él tiene para mí. Deseo de corazón dejar los afanes y preocupaciones que sólo dañan mi vida. Disfrutar de la presencia de Dios y de las bendiciones que me ha dado, como mi esposo, hijos y familia. Un abrazo
    😘😘😘

    ResponderEliminar
  3. Gracias wendy porque tus reflexiones siempre me llevan al auto análisis y como puedo mejorar y vivir para cumplir el propósito de Dios para mi vida. Mi versículo para este año “ bueno es Jehova a los que en El esperan, al alma que le busca” lamentaciones 3:25, nesesito esperar con paciencia las respuestas del Señor a mis oraciones y confiar mas en sus promesas para mi vida.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Wendy! Leo tus reflexiones siempre, han sido de gran bendicion para mi vida, y para compartirlas con los demas. Que Dios nuestro Señor siga bendiciendo tu ministerio. Mis versiculos son:
    Filipenses 3:13-14 “ Hermanos, yo mismo no considero haberlo ya alcanzado. Pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo hacia la meta para obtener el premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias me gusto la reflexion y las preguntas que hizo me ayudaran a tomar rumbo en este 2018, claro con la guia y voluntad de Dios.

    ResponderEliminar
  6. Hola Wendy! Dios siga bendiciendo tu vida. Me encantó esta reflexión, nunca había hecho este inventario... es muy necesario y sobretodo la propuesta para este nuevo año. Gracias por compartirlo. Confiamos en nuestro Dios Todopoderoso que Él nos acompañará en cada momento que vivamos en el 2018.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario