Entradas

¿Color de rosa?

Imagen
Vivimos en un mundo de resultados. Todo se mide por los resultados. Desde las notas de un niño en la escuela primaria, hasta el desempeño de un alto ejecutivo. Todos esperamos resultados en base a las acciones, y siempre esperamos que sean “justos”. Es decir, a un buen trabajo, un buen resultado, una buena recompensa. Pero, lamentablemente, tal vez sin darnos cuenta, esta misma manera de pensar la trasladamos a todo, incluyendo nuestra relación con Dios.


¿Alguna vez te has preguntado por qué si amas a Dios, si tratas de agradarle en todo, tu vida no es lo que anhelaste? ¿Por qué no es color de rosa?  ¿Por qué aparentemente las de otros que no son "tan buenos" parecen ir sobre ruedas? 

Bueno, yo sí me hice esa pregunta unas cuantas veces. Y para serte honesta, en el fondo de mi corazón trataba de luchar con Dios y de entender lo que para mí parecía injusto y desequilibrado. Algo así como cuando los niños nos dicen: “¡Eso no es justo!” Y la razón de la injusticia es, por ejemplo…

Carta de una mamá a otra

Imagen
Querida mamá, compañera de batalla en esto de criar hijos:
Hoy quiero dejarte esta nota ya sea que te encuentres de un lado u otro de la situación. Imagina que estamos conversando frente a frente, con una taza de café, como amigas de hace muchos años.

Cuando te encuentres con otra mamá, no cedas a la tentación de juzgar o criticar la manera en que cría a sus hijos. Tú solamente estás viendo un lado de la moneda, no conoces la historia completa. No compares su estilo de crianza con el tuyo, ni creas que porque tú haces las cosas de una manera necesariamente todo el mundo debe hacerlas así. Cada hijo es diferente, cada familia es diferente.
Evita dar consejos no solicitados. Por lo general las personas, cuando quieren un consejo, lo piden. Y si no fuera así, si realmente crees que es necesario y existe la confianza suficiente, espera al momento más oportuno y ora por sabiduría y mucha gracia para tus palabras.
Dice el libro de Proverbios: «El consejo oportuno es precioso, como manzanas d…

Para cuando la vida nos presenta desvíos

Imagen
Qué molesto nos resulta ir manejando, sobre todo en horario pico, y encontrarnos un letrero que dice: Desvío. Me pasó el otro día y resultó que el desvío me obligaba a regresar, por otra calle, a mi punto de partida. Realmente frustrante, pero así es cuando están haciendo arreglos.


Y lo mismo sucede a nivel personal. Cuando mi esposo y yo decidimos emigrar, el plan original era venir para los Estados Unidos. Era nuestro plan pero no el de Dios. El plan de Dios implicaba un desvío de un año y medio por otro país, en este caso, Canadá. En aquel entonces a mí me resultó un poco difícil comprenderlo. Con mis ojos humanos no podía encontrar el sentido a aquel aparente inconveniente...

Haz clic aquí para continuar leyendo el artículo.

_____________________________________________________________________________


¡Ya está disponible "Decisiones que transforman"! Para conocer más, sigue este enlace.

Las orquídeas de mi abuela (lecciones de vida)

Imagen
Aunque me gustan las flores y las plantas, como a la mayoría de las mujeres, realmente no era algo a lo que dedicara tiempo. Mis dos abuelas siempre tuvieron plantas en sus casas, y también mi mamá. Así que supongo que de alguna manera eso influyó en lo que ahora es uno de mis pasatiempos.


No tengo un jardín muy grande, y el clima del lugar donde vivo es tan caluroso que no todas las plantas sobreviven, pero para algunas es perfecto. Ese es el caso de las orquídeas. Tengo varias, regalos de mis hijos, mi esposo, mi mamá, amigas, una vecina; pero hay tres que tienen un significado especial, pertenecieron a mi abuela paterna, quien partió con el Señor en 2015.Poco tiempo antes ella me regaló sus orquídeas, que eran de sus plantas favoritas, y me dijo: «Trasplántalas a las palmas areca que tienes en la entrada, seguro que allí crecerán bien». Así lo hicimos. Mi esposo se dio a la tarea de investigar el procedimiento y se encargó de la tarea. Fueron las primeras que trasplantamos de su vas…