Para cuando la vida nos presenta desvíos

Qué molesto nos resulta ir manejando, sobre todo en horario pico, y encontrarnos un letrero que dice: Desvío. Me pasó el otro día y resultó que el desvío me obligaba a regresar, por otra calle, a mi punto de partida. Realmente frustrante, pero así es cuando están haciendo arreglos.


Y lo mismo sucede a nivel personal. Cuando mi esposo y yo decidimos emigrar, el plan original era venir para los Estados Unidos. Era nuestro plan pero no el de Dios. El plan de Dios implicaba un desvío de un año y medio por otro país, en este caso, Canadá. En aquel entonces a mí me resultó un poco difícil comprenderlo. Con mis ojos humanos no podía encontrar el sentido a aquel aparente inconveniente...

Haz clic aquí para continuar leyendo el artículo. 

_____________________________________________________________________________



¡Ya está disponible "Decisiones que transforman"! Para conocer más, sigue este enlace

Comentarios

  1. Wendy, no dejo de creer en que Dios es tan bueno y bondadoso, nos conoce tal y como somos y sabe nuestra necesidad de escuchar siempre su voz, hoy nuevamente te usa para bendición no sólo para mi, estoy segura que para muchas, me encuentro en uno de esos desvíos que ha tomado años, y fíjate hasta hoy lo pude entender, gracias por compartir lo que el Señor deposita en tu corazón, muchas bendiciones.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario