Todas necesitamos ayuda

Siempre me ha gustado el tema de la organización, pero también puedo confesar que no por ello soy la persona más organizada del mundo. Y creo que con eso nos identificamos la mayoría. La idea de ser más organizadas nos cautiva, el problema es cómo lograrlo. 

El espacio de este artículo, y el hecho de que no soy experta en la materia, limita lo que podemos tratar, pero me encantaría compartir contigo algunas cosas que he aprendido con los años y que pudieran ayudarnos a todas. Sin embargo, antes de seguir, es clave que entendamos algo. 
Que seamos más o menos organizadas no nos define como mujeres. ¿Qué quiero decir? Que tú y yo somos más que el nivel de orden que logremos en nuestras casas. Nuestra identidad está en Cristo y en Su obra redentora a nuestro favor, no en lo que tú y yo podamos lograr o hacer dentro de las paredes de una casa o incluso en las de nuestro corazón. 
Ahora bien, con esa verdad como fundamento, ¿cómo podemos organizarnos más y mejor, y por qué eso es importante? Vamos a contestar primero la segunda pregunta, y luego nos enfocaremos en el cómo del asunto. HAZ CLIC PARA SEGUIR LEYENDO. 


¿Sabías que este libro se puede estudiar en grupo, y solo requiere 6 semanas? Incluye guía para la líder. Además, lo puedes acompañar con la serie en vídeo disponible, sin costo adicional, en el canal de LifeWay Mujeres. 

¿Qué tal si lo consideras para tu ministerio de mujeres, grupo pequeño, amigas en 2020? Disponible en amazonLifeWay Mujeres y en la librería cristiana más cercana dentro y fuera de los Estados Unidos (lista de distribuidores en Latinoamérica).

Comentarios